El ‘private equity’ señala la miopía de los inversores bancarios

La oferta de Advent y Centerbridge por el alemán Aareal Bank puede ser un ejemplo de que es mejor retener los dividendos

Bandera alemana,
Bandera alemana, reuters

Los grupos de private equity se enorgullecen de detectar oportunidades desatendidas por la Bolsa. La oferta de 1.700 millones de Advent y Centerbridge por el alemán Aareal Bank puede ser un ejemplo de ello. El consejo y la dirección del banco inmobiliario, encabezados por el CEO, Jochen Kloesges, recomendaron el martes la oferta de 29 euros por acción en efectivo, un 23% sobre el cierre prealteraciones. Los barones de las compras quieren mantener a Kloesges y darle capital para hacer crecer la cartera de préstamos y la división de informática inmobiliaria Aareon, frente al plan actual, que prevé un payout de hasta el 80%.

Supongamos que los nuevos dueños usan ese dinero para hacer crecer la cartera hasta 40.000 millones en cinco años, desde 29.000 millones, y que obtienen un margen de interés neto del 2,2%, y suben los ingresos en TI a una tasa anual compuesta del 15%. Los ingresos en 2026 serían de 1.400 millones. Si los costes caen hasta el 55% de los ingresos, desde los 60 y pico actuales, y la morosidad vuelve a niveles prepandemia, los beneficios de 2026 serían de 320 millones, más del doble de los 127 millones de 2022, según Refinitiv.

Si se valora Aareal con un múltiplo de 12 veces, su media de cinco años podría valer 3.800 millones, lo que supondría para los compradores una TIR del 17%. Advent y Centerbridge probablemente podrían elevar esa cifra cultivando y luego vendiendo el negocio de TI: Citigroup calcula que por sí solo podría valer 2.000 millones en 2023.

Los accionistas de Aareal pueden llegar a la conclusión de que los barones de las compras están pagando poco, lo que quizás explique por qué las acciones cotizaban ligeramente por encima del precio de la oferta ayer. La lección más general es que los inversores de otros bancos deberían presionar a la dirección para que haga crecer el negocio, en lugar de centrarse en los dividendos actuales. Es especialmente cierto en un entorno de subida de tipos. Los bancos de la zona euro cotizan con una rentabilidad media del 5,1% basada en los dividendos de 2022, unos 2 puntos por encima del Euro Stoxx 50. Bien pueden tener un uso mejor.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías