Juguetes

Lego llega a Navidad en cifras históricas y sin temor a la crisis de suministros

Es optimista para el mercado español, donde acaba de estrenar su nuevo concepto de tienda

Interior de la nueva tienda que Lego ha abierto en el Paseo de Gracia de Barcelona.
Interior de la nueva tienda que Lego ha abierto en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Lego encara la campaña de Navidad con optimismo. El que le da, por un lado, atravesar el mejor año de su historia en términos financieros, tras un primer semestre en el que se anotó un nuevo récord de ventas, y después de haber superado con creces los peores momentos de la pandemia del Covid-19. Y por otro, por el ánimo de que los consumidores puedan volver a celebrar las fiestas con una relativa normalidad, tras el paréntesis provocado el año pasado por la crisis sanitaria.

Esta no ha frenado el crecimiento de su negocio. Todo lo contrario. En el ejercicio 2020 sus ingresos crecieron un 13% hasta el entorno de los 6.000 millones, un nuevo récord, y su beneficio neto se disparó casi un 20%, hasta unos 1.330 millones.

En el primer semestre de 2021 esa tendencia se ha acelerado, mejorando los ingresos un 46% en ese periodo, hasta 3.100 millones, e impulsando las ganancias un 140% hasta 850 millones. Además, hay que tener en cuenta que en torno al 60% de la facturación anual la genera en los segundos semestres, con la campaña de Navidad como punto fuerte.

“Estamos entusiasmados con cómo está siendo este 2021 para el grupo. Los resultados que hemos alcanzado hasta el primer semestre nos alientan pata tener una expectativa positiva para estos meses, que son muy importantes”, explica a este periódico Fernando Nasuti-Wood, director de marketing de Lego para España, Francia y Portugal. “La parte final del año, claramente, sigue siendo una parte muy relevante para el universo del juguete, es un bien esencial en esta época”, añade.

Un periodo para el que Lego se viene preparando “con mucha planificación” en todos sus grandes mercados, tanto a nivel de novedades, con cerca de 300 solo este año, como de producción. La crisis logística y de suministros, el tema candente de esta recta final de 2021, no parece que vaya a ser un obstáculo para las perspectivas de Lego.

“Trabajamos una planificación muy seria para estar siempre disponibles”, dice Nasuti-Wood. “Tenemos la mejor de las estimaciones para responder a la demanda. Disponemos de fábricas cerca de cada mercado, lo que nos permite responder a la demanda y poder funcionar en circuitos cortos”, añade. En Europa, Lego dispone de fábricas en Dinamarca, Hungría y República Checa, desde las que surte al continente. Dispone de otra en México para el mercado americano y otra en China para abastecer al gigante asiático.

“Somos conscientes de la situación de dificultad logística, pero no observamos ninguna interrupción de la producción, ni en la provisión de materias primas, y estamos en la línea de responder a la demanda de nuestros clientes”, indica el portavoz.

Expectativas

La perspectiva de Lego para la recta final del año es positiva gracias al tirón de sus clásicos, como las series City, Tech y Classic, con sus icónicos ladrillos, y por sus propuestas más recientes, como Dots o su línea Super Mario.

Y lo es también en España. Aquí el sector juguetero crecía hasta septiembre un 3%, porcentaje que el portavoz de Lego dice esperar igualar o superar. Aquí acaba de estrenar su nuevo modelo de tienda. Lo hizo a finales de octubre en Barcelona, en el Paseo de Gracia, con unos 800 metros cuadrados de superficie, donde combina su oferta habitual de producto con nuevas formas de interacción, gracias a un importante presencia tecnológica. Con este modelo comercial, bautizado “retailtainment”, solo tiene dos tiendas más en el mundo: una en Nueva York y otra en Guangzhou (China).

“La apertura de Barcelona es una prueba de la confianza y el optimismo con el que vemos esta campaña. Las tiendas siguen siendo muy relevantes y España es un mercado importante para Lego”, dice Fernando Nasuti-Wood.

En el mercado nacional, Lego tiene siete tiendas propias: tres en Barcelona tras la última apertura, dos en Madrid, una en Zaragoza y otra en Sevilla. Sobre si llevará su nuevo concepto a más ubicaciones españolas, el portavoz solo avanza que “habrá sorpresas”. “Queremos estar donde estén nuestros fans”, concluye.

Normas
Entra en El País para participar