Inmobiliario

Sareb deja a Servihabitat fuera del concurso para gestionar su cartera

Continúan en el concurso Aliseda, Haya, Solvia, Hipoges y Altamira

Sareb deja a Servihabitat fuera del concurso para gestionar su cartera

Malas noticias para Servihabitat. El servicer de Lone Star y Caixabank se queda fuera de la carrera por ganar uno de los contratos para gestionar la cartera de Sareb. Eso supone, además, que una vez que caduque su contrato a mediados de 2022 con el banco malo perderá esta parte del negocio. En el concurso continuán Aliseda, Haya, Solvia, Hipoges y Altamira, según fuentes del mercado.

Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) abrió este año un concurso para gestionar su cartera valorada en alrededor de 30.000 millones de euros, lo que se denomina contratos de servicing. Actualmente, sus servicers son Haya, Solvia, Altamira y Servihabitat. Las cuatro inmobiliarias se presentaron a la competencia para renovar esos contratos, a las que se sumaron Aliseda (Blackstone) y la española Hipoges.

La entidad presidida por Javier García del Río habría dejado fuera a Servihabitat tras analizar las ofertas económicas y técnicas. Esta empresa habría quedado en última posición de la baremación, por lo que ha decidido hacer un corte para seguir trabajando con las otras cinco compañías.

En principio, el corte podría haber sido incluso mayor, pero el sector entiende que Sareb busca una competencia en la última parte del concurso para conseguir una mejora económica, ya que para la entidad es muy relevante la reducción de coste y ganar márgenes. Precisamente este concurso se puso en marcha para rebajar la factura de servicing que soporta el banco malo.

Las mismas fuentes señalan que la intención de Sareb es reducir los contratos de servicing a dos o tres socios y finalizar el concurso a inicios de 2022.

Servihabitat es uno de los servicers originales de Sareb. Actualmente gestiona alrededor del 17% de la cartera del banco, mientras que a Haya (del fondo Cerberus) le corresponde un 30%, a Altamira (doValue) otros 30%, a Solvia (Intrum) un 14% y otros contratos menores se llevan un 9%.

El fondo estadounidense Lone Star controla Servihabitat desde que se hizo con el 80% gran parte de los activos tóxicos vinculados al ladrillo de Caixabank en 2018, operación en la que también pasó a controlar la inmobiliaria.

Servihabitat sí ganó recientemente el concurso de Sareb para gestionar suelo, aunque ese contrato es de más baja cuantía. De momento se desconoce qué impacto tendrá en las cuentas de esta inmobiliaria la pérdida del contrato con la sociedad.

El conocido como banco malo, asimismo, solicitará a las empresas que se presentan al proyecto que los equipos que gestionen los activos de la entidad tengan dedicación exclusiva.

 

Normas
Entra en El País para participar