Aerolíneas

Sánchez-Prieto: “La devolución de la deuda por la pandemia moverá a la integración del sector aéreo”

El presidente de Iberia se queja de la criminalización del transporte aéreo por las emisiones de CO2

El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, esta mañana en el Diálogo sobre el Futuro de la Movilidad.
El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, esta mañana en el Diálogo sobre el Futuro de la Movilidad.

La devolución del fuerte endeudamiento que han asumido las aerolíneas para soportar la crisis sanitaria y el derrumbe de la movilidad va a centrar la acción del sector a corto y medio plazo, según ha señalado esta mañana en un foro sobre movilidad el presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto. Desde su punto de vista, los compromisos de amortización moverán a una nueva oleada de integración. Su compañía trata de sacar adelante desde hace dos años la toma de una Air Europa fuertemente aquejada por problemas financieros.

Antes de sentarse en la mesa de debate, el primer ejecutivo de Iberia ha escuchado a la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, llamando a trasladar viajeros y mercancías desde la carretera y el avión al ferrocarril. La representante del Gobierno ha defendido que el tren ya desplaza a los vuelos de corta distancia en los corredores en que compiten.

Sánchez-Prieto ha puesto en duda las bonanzas del modo ferroviario intensivo en consumo eléctrico: “Si el tren se alimenta con un molino eólico está muy bien, pero ¿qué pasa si lo hace de una central térmica? Hay que recordar que la electricidad que mueve el tren viene de algún sitio”. El presidente de Iberia también se ha referido al modo marítimo como más contaminante que el aéreo, al que se atribuye un 2% de las emisiones globales de CO2. Al respecto, la ministra sí ha remarcado previamente que el avión es el medio más contaminante si se mide por viajero o tonelada de carga transportada.

El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha reconocido que el transporte aéreo, por su complejidad técnica e inversiones a largo plazo, está entre los que más difícil tienen la transición ecológica. El ejecutivo del gestor aeroportuario ha remarcado que la regulación europea trae el objetivo de reducir en un 55% las emisiones de la aviación en 2050, impuestos al queroseno, un aumento en los costes relacionados con las emisiones y un impulso al uso de combustibles alternativos. Lucena ha hablado incluso de posibles prohibiciones de ciertos vuelos cortos.

La imposición que se avecina, o la prohibición de operaciones de corto radio con alternativa ferroviaria, ha sido criticada por el presidente de Iberia: “En muchos casos solo se logrará encarecer el billete y que un modo de transporte que hemos conseguido democratizar deje de ser accesible para gran parte de la población”, se queja Javier Sánchez-Prieto, “la solución debe ser tecnológica a nivel de la infraestructura, control aéreo o combustibles”.

Normas
Entra en El País para participar