Vodafone España eleva ingresos un 2,1% por la venta de móviles, pero cae la rentabilidad

Los ingresos por servicios bajan un 0,6% a causa de la fuerte competencia

Colman Deegan, consejero delegado de Vodafone España.
Colman Deegan, consejero delegado de Vodafone España.

Vodafone España se ha examinado de las cuentas de su primer semestre fiscal, concluido el pasado 30 de septiembre, marcado de nuevo por la fuerte competencia en el sector. Los ingresos totales de la compañía se incrementaron en un 2.1%, alcanzando los 2.090 millones de euros, debido al aumento de los ingresos por terminales y dispositivos.

En un comunicado, la operadora reconoce que los ingresos por servicio descendieron un 0,6%, hasta 1.866 millones de euros, a pesar de la recuperación progresiva de los ingresos por roaming, derivados del aumento del número de turistas. En el segundo trimestre, el descenso fue del 2%.

Según indica la compañía, el descenso de los ingresos por servicio se debió fundamentalmente a la deriva del mercado hacia el low-cost, a la agresividad comercial y a la elevada competencia del sector.

En este escenario, la rentabilidad se volvió a ver penalizada. El Ebitda ajustado después de arrendamientos de Vodafone España descendió un 0,6% en términos orgánicos (bajó un 8,8% en términos reportados), hasta alcanzar 445 millones de euros en el primer semestre debido a la disminución de los ingresos por servicio, a mayores costes publicitarios y de contenidos televisivos.

Dicha magnitud se vio parcialmente compensada por iniciativas de optimización, generación de eficiencias y por el avance de la digitalización. Asimismo, el margen de Ebitda disminuyó en 0,6 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, hasta el 21,3%.

La teleco ha recordado que, desde el comienzo de su año fiscal, Vodafone ha puesto en marcha su plan estratégico Restart encaminado a impulsar la competitividad y la rentabilidad del negocio en un contexto de mercado desafiante. “Dicho plan apuesta por el desarrollo en las áreas de innovación, digital y nuevas tecnologías, para fomentar la diferenciación y capturar nuevas oportunidades de negocio”, dice Vodafone.

La compañía acaba de alcanzar un acuerdo para un expediente de regulación de empleo (ERE), que ha afectado a más de 400 personas y que ha supuesto la venta o externalización de las más de 30 tiendas propias de la operadora.

En términos comerciales, la teleco aumentó su base de clientes de contrato móviles en 67.000, gracias a la fuerte demanda del sector público. La marca low cost Lowi incorporó 144.000 nuevos suscriptores, y ya supera los 1,3 millones.

La base de clientes de banda ancha fija, por el contrario, bajó en 82.000, como consecuencia de la fuerte competencia y del aumento de precios aplicado por la empresa para algunas de sus tarifas de la marca premium Vodafone, mientras que el número de clientes de televisión se redujo en 38.000, tras el fin de las promociones.

Grupo

Los ingresos del grupo aumentaron un 5%, hasta 22.500 millones de euros, gracias al crecimiento de los ingresos por servicios en Europa y África. Los ingresos por servicios suben un 2,8% en el primer semestre fiscal, mientras que el ebitda ajustado después de arrendamientos aumentó un 6,5%. El margen aumentó en 0,7 puntos porcentuales, hasta el 33,6%.

La operadora ha elevado sus previsiones de ebitda ajustado después de arrendamientos a un rango entre 15.200 y 15.400 millones de euros, frente a un rango anterior entre 15.000 y 15.400 millones. El flujo de caja libre operativo será, al menos, de 5.300 millones de euros, frente a una estimación anterior de 5.200 millones.

Vodafone ha anunciado un dividendo interino de 4,5 céntimos por acción.

El mercado ha recibido las cuentas de forma positiva, y las acciones de Vodafone suben más de un 5%. Los títulos, no obstante, se dejaban cerca de un 15%, antes de la sesión de hoy, desde el inicio del ejercicio fiscal.

Normas
Entra en El País para participar