Telefónica emite híbridos por 750 millones para acometer su nueva recompra de deuda perpetua

Busca reducir los costes financieros frente a las emisiones vivas

Telefónica emite híbridos por 750 millones para acometer su nueva recompra de deuda perpetua
REUTERS

Telefónica, a través de su filial Telefónica Europe BV, ha colocado nuevos bonos híbridos por 750 millones de euros, en paralelo con una oferta de recompra sobre tres bonos híbridos, abierta hasta el 25 de noviembre. El precio de emisión de las obligaciones se ha fijado en el 100% de su valor nominal.

En un hecho relevante remitido a la CNMV, la empresa señaló que las obligaciones devengarán un interés fijo del 2,880% anual hasta mayo de 2028, con un primer cupón largo. A partir de entonces, devengarán un interés fijo igual al tipo swap a seis años aplicable, más un margen del 2,866% anual hasta noviembre de 2031; del 3,116% anual hasta mayo de 2048, y del 3,866% anual desde entonces.

La operadora ha explicado en otro comunicado que el bono híbrido emitido ha sido muy bien recibido por parte de los inversores institucionales, con un libro compuesto por más de 175 órdenes y una base inversora ampliamente diversificada y más de un 90% de participación de inversores internacionales. El bono tiene fecha de rescate de 6,5 años y se ha cerrado con un coste definitivo de 2,875%.

La compañía ha señalado también que el importe equivalente a los fondos netos que se obtengan de esta emisión se aplicará a financiar proyectos nuevos o refinanciar proyectos existentes sujetos a criterios específicos de elegibilidad, según se detalla en el Marco de Financiación Sostenible de Telefónica. Así, ha afirmado que financiará o refinanciará proyectos con impacto positivo ambiental y social en España, Alemania y Brasil.

La empresa había anunciado con anterioridad una invitación a los tenedores de los valores en circulación de distintas emisiones de bonos híbridos para la citada recompra de estas obligaciones, que en su conjunta suman 3.250 millones de euros. El importe final de la recompra dependería del grado de aceptación, y estaría vinculado a una nueva emisión de deuda híbrida.

En un hecho relevante remitido en la mañana del lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora explicaba que las emisiones vinculadas a esta denominadas son Undated 5.5 Year Non-Call Deeply Subordinated Guaranteed Fixed Rate Reset Securities (Bonos Marzo 2023), de 1.000 millones de euros; Undated 5.7 Year Non-Call Deeply Subordinated Guaranteed Fixed Rate Reset Securities (Bonos Septiembre 2023 y conjuntamente con los Bonos Marzo 2023, los Bonos Prioridad 1), por 1.250 millones; y Undated 10 Year Non-Call Deeply Subordinated Guaranteed Fixed Rate Reset Securities (Bonos Marzo 2024 o los "Bonos Prioridad 2 y conjuntamente con los Bonos Prioridad 1), por otros 1.000 millones; garantizados de forma irrevocable por Telefónica, para que ofrezcan sus bonos para su recompra, en efectivo, por la teleco.

En este sentido, Telefónica precisaba que el importe nominal agregado máximo sería determinado por el emisor a su entera y absoluta discreción, que está previsto que sea igual al importe nominal de los bonos nuevos a ser emitidos con sujeción al cumplimiento de la condición de financiación nueva.

Con estos movimientos, la intención de Telefónica pasa por reducir los costes financieros ligados a la deuda híbrida. “El objetivo de las ofertas es, entre otros, gestionar de forma proactiva la base de capital híbrido del emisor”, precisa la empresa, que añade las ofertas dan a los bonistas la oportunidad de sustituir sus bonos por la deuda nueva con anterioridad a la primera fecha de amortización de los mismos.

De esta manera, Telefónica había manifestado su intención de realizar una nueva emisión de obligaciones perpetuas subordinadas, con la garantía subordinada del Garante (EUR denominated Undated 6.5 Year Non-Call Deeply Subordinated Guaranteed Fixed Rate Reset Securities). La compañía señaló que la aceptación por parte del emisor de la recompra de cualquiera de los bonos válidamente ofrecidos en las ofertas está sujeta, sin limitación, a la liquidación de la emisión de los bonos nuevos.

La compañía ha mantenido una intensa actividad en este ámbito durante los últimos años. En febrero lanzó una oferta de recompra de híbridos por 1.000 millones de euros, de los que finalmente aceptó adquirir 757 millones. A final de junio, Telefónica lanzó otra macro operación de este tipo, cerrada con una recompra de bonos de 953 millones en julio.

En términos generales, las emisiones vivas de deuda híbrida de Telefónica suman en la actualidad, antes de la puesta en marcha de la nueva recompra, un total de 6.050 millones de euros. La teleco española y la francesa Orange son dos de las compañías del sector de las telecos que han recurrido a esta vía de financiación con mayor asiduidad. También BT Group ha acudido al mercado para la emisión de nuevos híbridos.

Normas
Entra en El País para participar