Política

Sánchez garantiza recursos mientras se aprueba el nuevo sistema de financiación autonómica

El Consejo de Ministros aprobará este martes destinar 660 millones para abrir más de 64.000 plazas en educación infantil en el periodo de cero a tres años, hasta 2024

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en Valencia.
El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, en Valencia.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido en la clausura del 14 Congreso Nacional del PSPV-PSOE a "aprobar, negociar y acordar" un nuevo sistema de financiación autonómica.

Así lo ha manifestado Sánchez al final de su intervención en la clausura del cónclave de los socialistas valencianos, a los que ha garantizado que la Comunitat Valenciana contará con recursos para mantener la "cohesión social de los ciudadanos" mientras no se aprueba el nuevo modelo de financiación. Es decir, se ha comprometido a destinar fondos de transición a las comunidades hasta que se apruebe un nuevo sistema de financiación.

Sánchez ha reivindicado que el Gobierno de España "va a estar en esa tarea" y ha indicado que el sistema de financiación autonómica es necesario para mantener el estado del bienestar. 

Pedro Sánchez ha recordado que en las conferencias de presidentes autonómicos pudo "descubrir a la persona" además de al político y ha puesto el ejemplo de Ximo Puig. Ha destacado la "vía valenciana" de su gobierno del Botànic y que "la Comunitat está en mejores condiciones que nunca para poder relanzar su actividad económica y la creación de empleo".

Acciones y recursos

En materia sanitaria ha puesto en valor el sistema "vigoroso y fuerte" de la Generalitat Valenciana, ya que una de las primeras cosas que hizo "fue derogar el copago farmacéutico y revertir la privatización de la sanidad pública". "Eso se llama socialdemocracia", ha dicho.

Es algo que ha ligado con las "cicatrices" que deja la pandemia, como la salud mental, por lo que ha abogado por que tanto esta área como la salud bucodental formen parte de la atención médica universal: "Este gobierno está comprometido a acabar con ese silencio, con acciones y recursos".

Sánchez ha anunciado también este domingo que el Consejo de Ministros aprobará este martes destinar 660 millones de euros para abrir más de 64.000 plazas en educación infantil en el periodo de cero a tres años, a lo largo de los próximos tres años, hasta 2024.

A partir de ahí, Sánchez ha recordado que los partidos están para "servir a las personas que necesitan de la política para protegerse y prosperar". "Por ellos y para ellos gobernamos", ha proclamado, y ha asegurado que su gobierno protege a los trabajadores "como nunca antes" en España.

En clave política ha sostenido que si hay un partido importante en el panorama nacional es el PSOE -"nunca fallamos a los españoles"- y ha reivindicado que mantengan las siglas 142 años después frente a una derecha que "ha cambiado y mutado".

Esto demuestra, a su juicio, que la socialdemocracia goza de buena salud y es imprescindible para "el tiempo que está por venir". "Contad siempre con el apoyo de la comisión ejecutiva federal y con el mío propio", ha trasladado a los socialistas valencianos.

Utilización de la pandemia 

En clave nacional, Sánchez ha criticado a la derecha y ha considerado que "utilizó la pandemia para intentar desgastar al Gobierno de España", y les ha reprochado que no consideren la marcha de la vacunación un "éxito colectivo de España".

Para Sánchez, la vacunación y la respuesta de la sociedad española a la pandemia es "el mejor ejemplo de patriotismo", y ha remarcado su "absoluto orgullo" por salir fuera de España y que la gente se pregunte "¿Cómo es posible?" que el país haya alcanzado casi el 90% de la población diana vacunada. También ha remarcado que el Gobierno comenzó a donar vacunas a países más desfavorecidos cuando la vacunación en España estaba todavía en el 50% de la población.

Además, pese a que el Gobierno "no es infalible", ha defendido la cogobernanza que ha aplicado durante estos 20 meses de pandemia en lugar de "encerrarse en una torre de marfil" para decidir todo desde allí.

Durante su discurso, de aproximadamente media hora, Sánchez ha repasado algunas medidas de su Gobierno como la ley de teletrabajo, los ERTEs, la gestión de fondos europeos y la ley de muerte digna y ha apuntado a algunos objetivos como el cuidado de la salud mental.

Así, ha calificado que existe una "emergencia" en este sentido y que tanto la salud mental como la bucodental deben formar parte de la atención médica universal. "El dolor mental no es un sufrimiento personal, no es un problema de cada cual, sino un sufrimiento social que exige una respuesta social", ha afirmado, y ha remarcado que el gobierno está "comprometido con acabar con ese silencio".

Normas
Entra en El País para participar