Alimentación

Gullón retira su oferta por Siro por posibles problemas con la CNMC

La capacidad combinada de ambas empresas superaría los límites marcados por Competencia

Gullón retira su oferta por Siro por posibles problemas con la CNMC

La palentina Galletas Gullón había presentado una oferta no vinculante por Cerealto Siro Foods, que finalmente ha decidido retirar, porque la capacidad de las dos compañías en el negocio de las galletas supera los límites de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Desde la galletera de Aguilar de Campoo (Palencia) han confirmado a EFE que se había presentado una oferta no vinculante por su competidor, Cerealto Siro Food, que tiene sus fábricas en Aguilar de Campo, Venta de Baños (Palencia) y Toro (Zamora) y está inmerso en un proceso de búsqueda de socio inversor para solventar su situación financiara.

Sin embargo, "después de mirarlo desde la óptica de competencia", en Galletas Gullón han decidido "no continuar adelante" con su oferta, han explicado desde la empresa de Aguilar de Campoo. Al estudiar la situación en profundidad se han visto "previsibles restricciones de competencia en el mercado de la galleta dulce en España", ya que tanto Galletas Gullón como Cerealto Siro tienen "mucha capacidad instalada" en este negocio, han reconocido desde Gullón.

Esto se traduce en que la capacidad instalada de los dos fabricantes supera los límites de la normativa de Competencia, por lo que finalmente Galletas Gullón ha decidido retirar la oferta por su competidor y vecino, Cerealto Siro que fábrica barritas energéticas, galletas y cereales en Aguilar de Campoo. 

Cerealto Siro Foods ha encargado a Alantra la búsqueda de un socio inversor, ante la delicada situación económica que atraviesa el grupo especializado en galletas, pasta y cereales, que ha visto caer su facturación en 2020, un año que cerró con pérdidas, igual que el anterior, y acumula
una deuda de 300 millones.

Hasta el momento se ha conocido que había cuatro ofertas sobre la mesa, una de ellas podría ser la que ahora ha retirado Galletas Gullón, y otra la de Biscuits Internacional, compañía francesa propiedad del fondo de capital riesgo Platinum Equity.

Además, Cerealto Siro ha solicitado ayudas de más de 90 millones a la Sociedad Española de Participaciones Industriales SEPI. Por otra parte, Cerealto Siro quiere negociar con los sindicatos
y los comités de empresa un Plan de Mejora de la Competitividad que, según la empresa, han solicitado sus potenciales inversores, y que busca "adaptar las condiciones de trabajo, los costes salariales y la estructura productiva".

Un plan que han rechazado los sindicatos y los comités de empresa en todos sus centros de trabajo de Palencia y Zamora porque, según han explicado a EFE, pasa por negociar un único convenio para todas las plantas y eso supondrá un recorte de sus derechos laborales.

De hecho, los trabajadores se han concentrado este mes de noviembre ante los centros productivos de Venta de Baños, Aguilar de Campoo y Toro para rechazar la propuesta del grupo alimentario y exigir un plan de viabilidad.

Normas
Entra en El País para participar