Distribución

El Corte Inglés factura 5.500 millones en el primer semestre y roza las ventas de retail de 2019

El grupo obtiene un ebitda de 284 millones en el periodo

El Corte Inglés Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Corte Inglés cerró el primer semestre del año con una facturación de 5.500 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 25% respecto al mismo periodo del año anterior. De esa cantidad, 5.400 millones correspondieron al negocio de la distribución minorista, una cifra que, según los datos anunciados este jueves por la compañía, supone rozar los niveles de ventas del primer semestre de 2019, aunque siguió afectado por la caída de las compras de turistas internacionales. Teniendo en cuenta el negocio asegurador, los ingresos totales del grupo se elevarían a 5.600 millones, aunque la compañía ya presenta sus resultados como discontinuados, tras tomar Mutua Madrileña el 50,01% del mismo.

El grupo de distribución que preside Marta Álvarez terminó la primera mitad del año con un ebitda de 284 millones, frente a la cifra negativa de 131 millones que tuvo en el mismo periodo del año pasado, en el que sufrió el impacto del confinamiento provocado por el Covid-19. El beneficio bruto crece un 37% hasta 1.663 millones. Además de la mejora de ventas, la compañía señala los ahorros de costes acometidos en la recta final del ejercicio pasado y la primera mitad del actual, incluyendo el proceso de salida de 3.000 trabajadores del grupo.

La compañía ha destacado la recuperación de su negocio retail, sobre todo en lo relativo a la venta de moda, pese a que el turismo internacional siguió lejos de las cifras previas a la pandemia durante el pasado verano.  Además, subraya el desarrollo del negocio online. Este supuso el 10,7% de las ventas totales en el semestre, creciendo en este periodo casi un 85% frente a los primeros seis meses de 2019. El negocio turístico también empieza a dar signos de recuperación, aunque lejos de los niveles de 2019. La agencia de viajes ha mejorado su facturación un 144% hasta los 386 millones, aunque su ebitda sigue siendo negativo en 24 millones, casi un 70% menor frente a la cifra del año pasado. Estas cifras aún no incluyen los efectos de la integración con Logitravel anunciada el pasado verano.

La tendencia positiva continúa en la segunda mitad del ejercicio. Según se explica desde el grupo, durante los meses de septiembre y octubre ha experimentado crecimientos comparables de ventas de su negocio comercial. Esto, unido a las buenas perspectivas de cara al Black Friday y la campaña de Navidad, hace a la empresa pensar en un "buen rendimiento" de cara al cierre del año, aunque no ha hecho ningún tipo de previsión. También ha descartado problemas de desabastecimiento: "Además de su poder de negociación con los proveedores, el grupo ha implementado medidas para garantizar el abastecimiento a lo largo de los próximos meses", explica en un comunicado.

A cierre del semestre, transcurrido entre marzo y agosto, la deuda neta de El Corte Inglés se elevó hasta los 3.940 millones. Entre lo motivos, según la compañía, los efectos del plan de salidas voluntarias. La posición de liquidez era de 2.697 millones al cierre del semestre, por los 4.041 millones de un año antes, lo que supone una reducción de 1.300 en un año. Pese a ello, la compañía destaca que su liquidez actual es del doble que la de hace dos años, y que no afrontará grandes vencimientos de deuda hasta 2024, más allá de los bonos de Hipercor que vencen en 2022 y que amortizará en efectivo.

Normas
Entra en El País para participar