Restauración

Amrest ganó 30 millones hasta septiembre tras recuperar los ingresos previos a la pandemia

El resultado contrasta con los 160 millones que perdió en el mismo periodo del año pasado

Amrest ganó 30 millones hasta septiembre tras recuperar los ingresos previos a la pandemia

El grupo de restauración Amrest, dueño entre otros de La Tagliatella, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 30 millones de euros, en contraste con los 159,8 millones de pérdidas del mismo período del ejercicio anterior, y registró en el tercer trimestre un nuevo récord de ventas.

Así lo ha informado este miércoles la compañía a través de su informe de resultados, enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el cual refleja una facturación total entre enero y septiembre de 1.378 millones, un 22,4% más. La subida de sus ingresos está directamente relacionada con la mejoría de la situación sanitaria y la relajación de las restricciones en los mercados donde opera la firma, con sede en España.

Solo en el tercer trimestre Amrest registró 533,6 millones de euros en ventas, lo que supone un incremento del 20,9% respecto al año anterior y del 5,7% en comparación con 2019 -antes de la pandemia-, batiendo un nuevo récord histórico. En España, el grupo facturó durante los nueve primeros meses del año 160,9 millones, un 26 % más que entre enero y septiembre de 2020.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró, por su parte, un 68 %, hasta los 261,1 millones. La compañía contaba al cierre de septiembre con 2.395 restaurantes -la mayoría localizados en el continente europeo- tras acometer 58 aperturas en lo que va de 2021, casi la mitad de las 130 que prevé realizar a lo largo del ejercicio.

Amrest opera marcas propias como La Tagliatella, BacoaBlue Frog o Sushi Shop y enseñas como Burger King, Pizza Hut, KFC y Starbucks en calidad de máster franquiciado; la empresa está controlada por el millonario mexicano Carlos Fernández a través de la sociedad Finaccess, con el 67% de los títulos.

En el informe de resultados, los responsables del grupo han destacado que ya se detecta "presión en los precios de los suministros y un incremento de los costes laborales", aunque de momento se han contrarrestado con acciones comerciales y "avances en eficiencia" gracias en parte a la apuesta por la digitalización emprendida tras la llegada de la covid-19.

"Aprovechar estas ventajas competitivas y continuar avanzando en a digitalización y eficiencia serán aspectos críticos durante los próximos trimestres para paliar la creciente presión inflacionista", reza el documento. También ha contribuido a mejorar sus márgenes "la optimización de la cartera de restaurantes, con el cierre de locales no adecuados desde una perspectiva estratégica o de rentabilidad".

La deuda de Amrest alcanzó los 490,8 millones al término del tercer trimestre tras el pago de 57 millones de euros como consecuencia del acuerdo alcanzado con sus acreedores bancarios. En este sentido, sus responsables han incidido en que las cifras permiten a la firma cumplir con sus metas en materia de liquidez, que exigen que esta se sitúe por encima de los 50 millones.

En bolsa las acciones del grupo cotizaban hoy a 6,87 euros, por lo que acumulan una revalorización del 12,8% desde que arrancó el año. 

Normas
Entra en El País para participar