Bolsa

Repsol recomprará acciones por el 2,29% del capital a partir de hoy

La petrolera también amortizará autocartera por 810 millones de euros

El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, durante la junta de accionistas de 2020.
El presidente de Repsol, Antonio Brufau y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, durante la junta de accionistas de 2020.

Repsol ha anunciado esta mañana un nuevo programa de recompra de acciones, que estará en vigor desde hoy hasta finales de 2022 y supondrá la adquisición de 35 millones de acciones propias, una cantidad equivalente al 2,29% del capital. La inversión máxima del programa de recompra, ha indicado la compañía en su comunicación a la CNMV, es de 756,7 millones de euros. Las compras se cerrarán a precio de mercado y no supondrán más del 25% de la contratación en una sesión; el programa se puede cancelar anticipadamente.

La sociedad, además, propondrá a la junta de accionistas la amotización de 75 millones de títulos, equivalentes al 4,91% del capital social de la firma, valoradas a precio actual en 810 millones de euros, si bien esta propuesta fue adelantada hace pocas semanas. La amortización de capital es una vía indirecta de retribución al accionista en la medida en que una menor cantidad de acciones en el mercado eleva la participación de cada acción en la empresa, lo que implica más beneficio por acción, más dividendo y, al menos sobre el papel, una cotización superior.

Además de las recompras, Repsol tiene un programa de dividendos mixto, en el que combina un dividendo flexible (0,288 euros en enero), que se puede cobrar tanto en forma de acciones como en forma de efectivo, con un dividendo ordinario (0,3 euros abonados en junio). El dividendo en acciones, abonado con títulos de nueva creación, tiene por lo tanto un efecto inverso a las recompras y posteriores amortizaciones de activos.

De este modo, en el pago del dividendo flexible del pasado enero Repsol emitió 40,5 millones de acciones para los inversores que optaron por esta vía de retribución (el 77% del total), por debajo de los 75 millones de títulos que el consejo propondrá amortizar. La decisión, en todo caso, debe ser refrendada por la junta de accionistas.

Repsol ya adelantó el mes pasado, en la presentación de los resultados de los nueve primeros meses del año, que propondrá a su junta elevar un 5% el dividendo para el ejercicio 2022 hasta los 0,63 euros por acción. En concreto, abonará 0,30 euros brutos (frente a los 0,288 de enero de 2021) a cuenta el 11 de enero, y otros 0,33 como dividendo complementario a mediados de año.  Los planes de la compañía pasaban por remunerar a los inversores con 0,6 euros por título en 2022 y después incrementarlo progresivamente hasta alcanzar los 0,75 euros en 2025.

Normas
Entra en El País para participar