Tecnología

La justicia europea resolverá este miércoles la multa de la CE a Google de 2.424 millones

La compañía interpuso un recurso contra la sanción que le impuso la Comisión en 2017 por abuso de posición dominante al favorecer su sistema de comparación de precios

Logo de Google.
Logo de Google.

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) se pronunciará mañana, miércoles, sobre el recurso interpuesto por Google contra la multa de 2.424 millones de euros que la Comisión Europea (CE) le impuso en 2017 por abuso de posición dominante, al haber favorecido su sistema de comparación de precios frente a los de la competencia.

Bruselas consideró entonces que la compañía otorgó un lugar prominente a su servicio comparativo, de tal manera que cuando un consumidor buscaba un producto en Google, los resultados del servicio de compras Google Shopping aparecían en los primeros lugares, relegando más abajo a los de sus competidores.

Según el Ejecutivo comunitario, incluso los rivales mejor posicionados aparecían, de media, en la página cuatro del buscador.

La Comisión impuso la multa a Google tras una investigación que inició en 2010 el español Joaquin Almunia, que en esa fecha era comisario de competencia.

La intención de Almunia era haber cerrado el caso con un acuerdo de compromiso, pero la resolución final fue otra cuando en 2014 asumió el cargo la actual responsable de la cartera, Margrethe Vestager, ahora también vicepresidenta de la Comisión.

Google interpuso un recurso contra la sanción porque, según expuso en sus argumentos ante el TGUE, es "incorrecta" a nivel legal y desde el punto de vista económico y fáctico.

La empresa argumentó que los anuncios de Google Shopping "siempre han ayudado a la gente a encontrar los productos que buscan con rapidez y facilidad y a los comerciantes a dar con potenciales clientes".

Pero Bruselas alegó que el posicionamiento y visualización más favorables de su propio servicio de compras comparativas frente al de los competidores infringe la normativa europea.

A pesar de haber interpuesto el recurso ante el TGUE, la empresa decidió en 2017, tras la multa de la Comisión, que su servicio de compras actuaría como una entidad independiente dentro de Google, para garantizar así la igualdad de trato.

En total, Bruselas ha impuesto tres multas hasta la fecha a Google por abuso de posición dominante.

Una de ellas, de 1.490 millones de euros fue por abuso de posición dominante en la publicidad en internet a través de su servicio AdSense for Search.

Y una tercera, la más alta, de 4.343 millones de euros por utilizar sus sistema operativo Android en los dispositivos móviles para reforzar la posición del buscador.

Normas
Entra en El País para participar