Aerolíneas

IAG se deja 2.622 millones hasta septiembre, pero Iberia y Vueling ya han remontado este verano

La madrileña obtuvo beneficio y la catalana alcanzó el equilibrio operativo

Llueve menos, pero aún arrecia para los grandes grupos de aerolíneas. El holding IAG pierde 2.622 millones al cierre del tercer trimestre, en comparación con la sangría de 5.576 millones del periodo comparable de 2020. El resultado antes de partidas excepcionales es de 2.775 millones, desde los 3.185 millones de un año antes, según ha informado la compañía ante la CNMV.

Para el conjunto del año, y a los precios actuales del combustible y tipos de cambio, la estimación es de unas pérdidas de las operaciones antes de partidas excepcionales de unos 3.000 millones de euros. La capacidad en todo el ejercicio se quedará en un 37% del nivel de 2019.

En el tercer trimestre, coincidente con los meses calientes de la temporada aérea de verano, el resultado de las operaciones es de 452 millones con signo negativo, remontando desde los 1.923 millones perdidos entre julio y septiembre del año pasado. Y las pérdidas de las operaciones en los nueve meses suman 2.487 millones, menos de la mitad de los casi 6.000 millones que declaró en el tercer trimestre de 2020.

Cada una de las aerolíneas del grupo, destaca esta mañana el primer ejecutivo, Luis Gallego, van mejorando su rendimiento. "En el tercer trimestre, y, por primera vez desde el inicio de la pandemia, nuestro flujo de caja de las operaciones fue positivo".

De hecho, Iberia ya ha conseguido beneficio operativo este verano antes de excepcionales, con 21 millones, y Vueling ha estado en equilibrio operativo. British pierde 386 millones, desde los 1.020 del tercer trimestre de 2020, y Aer Lingus se deja 80 millones, frente a los 249 millones del trimestre comparable. El desempeño de Iberia y la confianza en la recuperación ha hecho que active crecimiento en su negocio a Estados Unidos, con nuevas rutas el próximo verano.

La capacidad de transporte de viajeros en el tercer trimestre fue un 43,4% en comparación con la del verano de 2019, con un alza del 21,9% frente al segundo trimestre. La compañía prevé operar con una capacidad del 60% en este cuarto trimestre, de nuevo comparada con la de 2019. El transporte de carga sigue evolucionando al alza, en un 37%, y alcanzando el 73% de los volúmenes previos a la pandemia.

Apertura de EE UU

El consejero delegado Luis Gallego ha apuntado que "hay una recuperación significativa en marcha y todos los equipos de las aerolíneas del grupo están haciendo un gran esfuerzo para aprovechar cada oportunidad. Continuamos capitalizando el incremento en las reservas que se produce cuando se eliminan las restricciones de viaje".

Ahora confía en el impulso de la apertura competa del corredor del Atlántico Norte, entre Europa y EE UU, el próximo lunes. "“El tráfico de largo radio ha sido determinante para impulsar los ingresos y, de cara a la temporada de invierno, hemos visto que las reservas se están recuperando más rápidamente en este segmento que en los vuelos de corto radio. El segmento vacacional premium está teniendo un sólido desempeño tanto en Iberia como en British Airways y hay indicios de una recuperación en los viajes de negocios", afirma Gallego.

IAG ha contabilizado costes operativos de 260 millones por semana en el último trimestre, que culmina con una liquidez de 10.600 millones. Este colchón crece desde los 8.100 millones del inicio del año y está compuesta de 7.600 millones de euros de efectivo y líneas de financiación generales y de aeronaves comprometidas y no dispuestas por otros 3.000 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar