Telefónica España eleva ingresos un 0,4% por los móviles pero el coste de la energía y la competencia penalizan a la rentabilidad

El Oibda disminuye en 8,9% en el tercer trimestre

Se deja cerca de 1,14 millones de líneas en un año por la dura competencia

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.

Telefónica España registró unos ingresos de 3.114 millones de euros en el tercer trimestre, periodo marcado por la fuerte competencia en el mercado, cifra que supone un incremento del 0,4% en relación al mismo periodo del año anterior. Hasta septiembre, la operadora repitió la cifra de volumen de negocio de 9.209 millones.

La teleco se vio favorecida por el crecimiento del 37,2% de las ventas de terminales, hasta 100 millones de euros, por el nuevo portfolio de Fusión. De no incluir este factor, los ingresos caerían un 0,5% en el trimestre y un 0,8%, en los nueve primeros meses del año. Los ingresos minoristas bajaron un 2,7% entre julio y septiembre, y un 2,1% en los nueve primeros meses del año. Los ingresos mayoristas, por el contrario, avanzaron un 8,9% en el tercer trimestre y un 5,1% en los tres primeros trimestres.

En términos de rentabilidad, por el contrario, Telefónica indica que el Oibda del tercer trimestre cae un 8,9%, hasta 1.182 millones de euros, por el impacto negativo de los mayores costes de energía y el efecto extraordinario de la desfavorable comparativa frente a los menores costes de contenidos del tercer trimestre de 2020. En la conferencia con analistas que ha seguido a la presentación de las cuentas, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha afirmado que los costes de la energía seguirán teniendo impacto en las cuentas algunos trimestres más.

El margen trimestral baja 3,9 puntos porcentuales, hasta el 38%. La compañía señala que, sin los citados efectos, la evolución interanual del Oibda mostraría mejora secuencial frente a la evolución interanual del segundo trimestre de este año, y el margen Oibda se situaría por encima del 39%.

El Oibda en los nueve primeros meses del año se reduce un 6,0% interanual y el margen se sitúa en el 38,4% (2,5 puntos porcentuales menos) reflejando el impacto del mayor coste de la energía, el mayor peso de ingresos con menor margen (TI y terminales) y la erosión del valor derivada de la pandemia.

Vilá ha señalado que la filial española sigue su recuperación, bajo la estrategia de preservar la generación de caja. La inversión (CapEx) en los nueve primeros meses del año se mantiene estable interanualmente (sube un 0,6%) continuando el desarrollo de redes NGN (FTTH y 5G), mientras que el OIBDA-CapEx en términos orgánicos alcanza los 2.504 millones (-8,5% interanual) con un margen de 27,2% (-2,5 p.p. interanual).

Telefónica señala que los accesos caen un 2,7% interanual, hasta 40,48 millones, 1,14 millones menos que en septiembre de 2020. El sector vive en la actualidad un periodo de endurecimiento de la competencia, especialmente en el segmento del low cost. La operadora, no obstante, señala que mejoran su evolución secuencialmente y se alcanza ganancia neta trimestral positiva en contrato móvil (9.000 altas netas).

Además, Vila ha destacado la subida secuencial del gasto por cliente (Arpu), del 2,5%, gracias a la mejora del mix de clientes.

La fibra continúa fuerte, al incorporar 153.000 nuevos clientes, 48.000 de ellos minoristas, impulsada por los acuerdos mayoristas multianuales con otros operadores alternativos como Digi.

La fibra representa ya el 82% de la planta de banda ancha. El uptake se sitúa en el 29% sobre 26,5 millones de unidades inmobiliarias pasadas (385.000 más en el tercer trimestre), manteniéndose el compromiso para llevar conectividad avanzada a zonas rurales poco pobladas.

Normas
Entra en El País para participar