Vehículos en declive

El fundador de Clínica Baviera da carpetazo a una de sus sicavs

Ha reducido un 66,5% el patrimonio de la sociedad en el año. Eduardo Baviera controla otra sicav y una sociedad patrimonial

Parqué de la Bolsa española
Parqué de la Bolsa española EFE

El que fuera el vehículo de inversión preferido de las grandes fortunas vive sus horas más bajas. La presión de los partidos políticos por modificar su fiscalidad ha puesto en el ojo del huracán a las sicavs en los últimos años. A junio de este año gestionaban patrimonio por importe de 28.873 millones de euros, muy lejos de los 34.082 registrados en 2015, según datos de Inverco. Además, el goteo de bajas de estas sociedades es constante en los registros del supervisor del mercado.
La última de estas bajas ha sido la de Tortuga 2014, una de las dos sicavs de la familia fundadora de Clínica Baviera que está controlada por Eduardo Baviera Sabater. El vehículo, gestionado por la gestora de Andbank, ha comunicado que será disuelto y liquidado, y que solicitará además su exclusión del BME Growth.

Tortuga 2014 contaba a cierre del primer semestre con un patrimonio bajo gestión de 9,9 millones de euros. Una cifra un 66,5% inferior a la que acumulaba a finales de 2020. El patrimonio de este vehículo ha ido mermando desde 2018, cuando alcanzaba los 45,7 millones.

Lejos de las sicavs más rentables que tienen una alta exposición a renta variable, Tortuga 2014 cuenta con una elevada liquidez: el 97,35% del vehículo, mientras que un 1,5% está invertido en renta variable y otro 1,5% en renta fija. Con todo, la firma acumula una rentabilidad en el año del 4,53%, frente a las pérdidas registradas en los tres años previos, del 3,52% en 2020, del 4,79% en 2019 y del 3,72% un año antes.

El vehículo ostentaba a finales de septiembre dos accionistas de referencia. El primero de ellos sumaba un 51,58% del capital y el segundo, un 29,75%.

Clínica Baviera salió a Bolsa en abril de 2006 de la mano de su fundador y consejero delegado, Eduardo Baviera Sabater. La compañía, dedicada a la oftalmología, pasó a manos en 2017 de Chen Bang, empresario chino dueño de la cadena sanitaria Aier Eye Hospital Group, que mantiene un 79% del grupo español.

La familia fundadora de Clínica Baviera mantiene por ahora su otra sicav, Alcestis Investment, que a cierre de junio sumaba un patrimonio de 38,14 millones, un 10,1% más que a cierre del año pasado. Además, cuenta con una sociedad patrimonial, Vito Gestión Patrimonial, a través de la que mantiene una participación del 9,7% en Clínica Baviera. Esta firma, que registró unas pérdidas el año pasado de 39,48 millones de euros, muy lejos de los 1.416,9 millones de beneficio contabilizados en 2019, tiene a su vez una participación del 34,7% en la sicav luxemburguesa Bisonte. Vehículo este último que sumaba un patrimonio de 14,2 millones en 2020.

Normas
Entra en El País para participar