El producto financiero que sigue dando un 6% de rentabilidad garantizada

Un antiguo seguro de jubilación de Axa mantiene aún estos altos retornos

El producto financiero que sigue dando un 6% de rentabilidad garantizada

El Plan Winterthur de Jubilación a los 60 años es un “chollazo” para los clientes que lo mantienen. Los titulares de esta póliza de vida pueden ir aportando año tras año, como si se tratara de un plan de pensiones, y la aseguradora les garantiza un retorno anual del 6%. Algunos de estos contratos tienen como fecha de liquidación el año 2026.

La entidad que ahora es la responsable de estas pólizas es el grupo francés Axa, que en 2006 adquirió la firma suiza Winterthur. El beneficiario del contrato, firmado en 1997, cuando los tipos de interés aún eran altos, aportó 600 euros el primer año (el importe anual va subiendo) y a su vencimiento, 29 años después, tiene garantizados más de 75.000 euros.

Desde Axa explican que este tipo de pólizas ya no se comercializa y son totalmente residuales dentro de su cartera de productos. “Las pocos que quedan se van gestionando hasta su vencimiento y no hay nuevos productos similares”.

Las pólizas de ahorro con un tipo de interés garantizado alto son una rara avis, en un entorno en que los tipos de interés llevan instalados cerca del 0% desde hace ocho años.

Estos contratos se basan en un seguro de vida, en el que lo que paga el cliente por cubrir el riesgo de fallecimiento es una cantidad pequeña (igual que lo es la indemnización). La mayor parte del dinero que va aportando se va a acumulando, y la aseguradora se compromete a devolvérselo con intereses. En los años 90 y los 2000 era un producto muy frecuente, como los depósitos bancarios, pero ahora casi han desaparecido porque las aseguradoras tienen difícil conseguir retornos para sus clientes.


Bajos tipos de interés

Cuando los bancos centrales empezaron a fijar el tipo oficial del dinero cerca del 0% y se desplomaron los retornos que ofrecen los bonos, las aseguradoras retiraron de sus catálogos estos productos garantizados.

“Algunas compañías hicieron unas campañas muy agresivas con sus clientes para convencerlos de que cancelaran estos productos con un retorno garantizado. Les llegaban a ofrecer regalos, con tal de que los reconvirtieran en otros productos”, explica Carlos Lluch, un corredor de seguros especializado en vehículos de inversión.

El sector asegurador acumula en España 187.000 millones de euros en seguros de vida-ahorro. La inmensa mayoría está concentrada en productos que hoy por hoy generan una baja rentabilidad (bajo las fórmulas de seguros de capitalización, seguros de rentas o planes individuales de ahorro sistemático), y otra pequeña parte son pólizas en las que el cliente corre con el riesgo de la inversión (denominadas unit linked).

Normas
Entra en El País para participar