Laboral

Escrivá y Lacalle se enzarzan en Twitter por la baja productividad del nuevo empleo en España

El economista lo achaca al alza del empleo públicoo a la contabilización de los ERTE, mientras el ministro de Seguridad Social le acusa de “ignorancia”

El ministro José Luis Escrivá y el economista Daniel Lacalle.
El ministro José Luis Escrivá y el economista Daniel Lacalle.

Lo que parecía un análisis de domingo, un comentario escrito a vuelapluma en Twitter por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno, José Luis Escrivá, sobre el mercado de trabajo en la recuperación de la pandemia, se ha convertido en combustible para un agrio enfrentamiento con el economista Daniel Lacalle.

Señaló de buena mañana el ministro: “El comportamiento dispar y anómalo de la productividad del trabajo en España respecto a los países de nuestro entorno en la recuperación del shock común de la pandemia resulta de lo más enigmático y apunta a revisiones estadísticas importantes”. Y a esta reflexión sobre lo que está pasando en el mercado laboral añadía entre paréntesis que “los datos de empleo no se revisan”. ¿Mensaje a su colega y titular de Trabajo Yolanda Díaz?

Pese a no ser de los mensajes más compartidos de la cuenta de José Luis Escrivá, quien tiene 30.131 seguidores (Díaz contabiliza 375.841, Nadia Calviño, 72.023 y María Jesús Montero es seguida por 55.144 cuentas), su reflexión ha recogido 148 retweets, 287 “me gusta” y 77 comentarios hasta 12 horas después de ser emitido. Entre estos últimos, el de Daniel Lacalle, economista jefe de la entidad de gestión de patrimonios y planificación financiera Tressis, y considerado gurú económico del PP de Pablo Casado, con el que llegó a conseguir escaño en el Congreso de los Diputados en 2019, al que renunció.

El madrugador Tweet de Escrivá iba acompañado por un gráfico de barras en el que España se compara con Francia, Alemania, Reino Unido e Italia

En su réplica, Lacalle se dirige de usted al ministro para tirar un dardo: “Debería decirle a sus compañeros de Gobierno que aumentar masivamente el empleo público y considerar empleo a los que están en ERTE y cese de actividad, infla la primera columna [la del empleo], y subvencionar la baja productividad y penalizar fiscalmente a los productivos, hunde la segunda”. Toda una tesis contra la política del Ejecutivo en menos de 150 caracteres.

Lacalle ha sido ampliamente aplaudido en la red social. Parecía haber tumbado a Escrivá, cuyo madrugador Tweet iba acompañado por un gráfico de barras sobre la recuperación del empleo y la productividad en el tercer trimestre del año. España se compara en esa infografía con Francia, Alemania, Reino Unido e Italia, viéndose superada solo por Francia en nuevos ocupados, pero viajando en el vagón de cola en lo que toca a la eficiencia del nuevo empleo.

Idas y venidas

A media tarde, el ministro abundaba en la idea de que lo que sucede con el dato de productividad es todo un misterio: “El enigma de la productividad en la contabilidad nacional se refuerza cuando se compara con su evolución en recuperaciones anteriores donde siempre fue al alza. Y más sorprendente resulta pues la recuperación del empleo esta vez se impulsa por sectores de productividad más alta”. El segundo tweet del día de José Luis Escrivá estaba ilustrado esta vez con una línea de evolución.

Y ha sido entrada la noche cuando este miembro del Consejo de Ministros ha cargado contra Daniel Lacalle en la red social: “Impresiona encontrar en tan poco espacio [refiriéndose al mensaje del economista] tanta ignorancia sobre cómo se construyen los agregados de contabilidad nacional. Sugiero una lectura detallada de las notas metodológicas del INE antes de generar tanta desinformación”.

Además de su intercambio de tweets con el ministro, Lacalle ha dedicado mensajes este domingo a acusar al Gobierno de “disfrazar las alarmantes cifras de paro” inflando la vía del empleo público pese a un déficit desbocado; a atribuir a Sánchez un gasto y deuda disparado “para generar un crecimiento pobre”, y asegurar que “los gobiernos intervencionistas no atacan la inflación porque son los más beneficiados”. Esta última afirmación se explica porque “ingresan más por impuestos indirectos y disuelven parte de la deuda mientras hunden salarios reales y ahorro de la clase media”. Casi 282.000 seguidores tiene Lacalle en Twitter.

La polvareda que ha seguido a esta refriega, en forma de decenas de comentarios, deja en mal lugar al funcionariado, tacha al economista de servir a los intereses de la derecha o pone nota, unas veces mejores y otras peores, a los conocimientos de Escrivá, quien fue director del servicio de estudios de BBVA o presidente de la Airef. Ruido político en el mundo Twitter.

Normas
Entra en El País para participar