Cellnex apuesta por el Open RAN móvil como vía estratégica de crecimiento

Cree que puede ampliar sus negocios con los actuales clientes

Ha empezado ya en la gestión de las redes activas de algunas telecos

Cellnex apuesta por el Open RAN móvil como vía estratégica de crecimiento
Getty Images

Cellnex busca en la tecnología móvil abierta Open RAN una nueva vía de crecimiento, ante su previsible desarrollo de la mano de la eclosión del 5G. En su presentación con inversores y analistas tras la presentación de las cuentas del tercer trimestre, la compañía señaló que Open RAN es una oportunidad estratégica que permitirá al grupo reforzar la relación con los clientes, expandiendo su presencia a través de la cadena de valor.

Según la empresa, Open RAN va a ser un nuevo paradigma donde las redes de radio en el móvil se constituyen con componentes de hardware y software de múltiples proveedores, sobre un interfaz de red abierto e interoperable. Esta tecnología se ha convertido en una de las apuestas de grandes telecos como Vodafone, Orange, Deutsche Telekom o Telefónica, que prepara ya los primeros despliegues. Su objetivo es reducir la dependencia de grandes fabricantes de equipos.

Con Open RAN se plantea la oportunidad de extender el portfolio de servicios con los operadores con activos adyacentes, como la fibra óptica, el mobile edge computing y los centros de datos. La compañía ya ofrece estos servicios, si bien con Open RAN se facilitaría la mutualización de la radio a caía de la estandarización de los equipos activos.

En este sentido, Cellnex, la quinta empresa del Ibex 35, dio un salto clave con la compra de la polaca Polkomtel Infrastruktura a Cyfrowy Polsat. La transacción supone la incorporación de 7.000 torres y emplazamientos de telecomunicaciones, pero, al mismo tiempo, el grupo española gestionará infraestructuras activas de Cyfrowy Polsat, que incluyen 37.000 portadoras de radio que dan cobertura a todas las bandas utilizadas por el 2G, 3G, 4G y 5G; una red troncal de 11.300 kilómetros de fibra (backbone) y fibra a la torre (backhaul), además una red nacional de radioenlaces por microondas. Además, con la compra, ha incorporado a un equipo especializado de 400 personas.

Es decir, Cellnex ha pasado a gestionar red activa, además de las clásicas torres de telefonía móvil, lo que conlleva una transición desde su modelo de TowerCo a uno nuevo de InfraCo. En estas circunstancias, la compañía entiende que puede extender este modelo a más operadoras europeas con las que trabaja. De hecho, ya tiene como clientes a cerca de una veintena de telecos en una docena de países.

La ampliación del número de servicios supone la opción de incrementar los negocios con las operadoras clientes, lo que implica una vía de crecimiento y captación de nuevos ingresos, más allá de la estrategia de adquisiciones, en la que, solo entre enero y septiembre había anunciado compras por 9.000 millones de euros.

Cellnex avanzaría en este modelo siempre de la mano del cliente operador, nunca como competidor, dada su posición de operador neutro de infraestructuras de telecos.

En definitiva, si el cliente quiere, como Cyfrowy Polsat, Cellnex dará el paso a la gestión de la parte activa de la red. La empresa también protagonizó un movimiento en esta dirección al ampliar sus acuerdos con Bouygues en Francia para construir una red nacional de fibra con la que conectar sus emplazamientos de móvil.

La compañía apunta también que podrá complementar los servicios de infraestructura pasiva con hardware de propósitos generales (GPH), ambos como infraestructura como servicio o plataforma como servicio para Open RAN.

Fabricantes

Con esta vía hacia la gestión de la red activa, Cellnex ampliaría su relación con los fabricantes o vendors de equipos, puesto que tendría que hacerse cargo de más partes de la infraestructura. La empresa, no obstante, cree que ya tiene experiencia en estas relaciones, puesto que ya eran amplias en su negocio original de transporte de señales de televisión.

Además, la compañía que dirige Tobías Martínez ha ido configurando su propio ecosistema de desarrollo de tecnologías para afrontar los nuevos negocios, a través de sus desarrollos internos y de distintas adquisiciones de empresas especializadas en varios países europeos.

Entre ellas figura la startup finlandesa Edzcom, especializada en redes privadas LTE (4G y en el futuro 5G) y la italiana CommsCon, que desarrolla soluciones de cobertura para banda ancha móvil como las small cells y los sistemas distribuidos de antena (DAS), para alcanzar una cobertura plena en una tecnología que necesita una gran densidad de red.

También se hizo con la holandesa Alticom, especializada en servicios de ubicación para equipos de transmisión de telecomunicaciones inalámbricas, así como la localización de servidores y acceso al backbone de fibra; o la española Xarxa Oberta de Catalunya, especializada en la conectividad de emplazamientos de móvil con fibra.

American Tower también se fija en el modelo

Cuestiones. Cellnex ha mostrado sus objetivos en torno al Open RAN ante las cuestiones de los inversores y analistas sobre sus planes de crecimiento futuro. Pero no es la única empresa del sector que ha empezado a posicionarse.

Planes. American Tower, presente en España tras la compra de las torres de Telxius, filial de Telefónica, también espera que el Open RAN pueda convertirse en una opción importante para mejorar sus resultados. En la presentación de las cuentas trimestrales, American Tower señaló que están comenzando a desarrollar este fenómeno con DISH en EE UU, y en Alemania, donde se está hablando de forma extensiva en la utilización de esta tecnología.

Potencial. Según indicó el gigante estadounidense en respuesta a las preguntas de los analistas, al utilizar Open RAN, las operadoras tienen potencial de optimizar el diseño de las redes y obtener eficiencias en los costes, liberando capital para invertir en la densificación y ampliación de las redes. Precisamente, el 5G requiere de una mayor densificación de red que el 4G o el 3G.

Clientes. American Tower tiene entre sus clientes principales a Orange y Telefónica, que están apostando con fuerza por el Open RAN. En enero, las grandes telecos europeas firmaron un memorando para impulsar esta tecnología móvil.

Normas
Entra en El País para participar