Tipos de referencia

El euríbor sube en octubre y agota las rebajas de las hipotecas

Sitúa la media en el -0,477% frente al -0,466% de hace justo un año

Un cartel de venta de pisos.
Un cartel de venta de pisos. Efe

El euríbor a 12 meses, el indicador que más se utiliza en España para calcular las cuotas de las hipotecas, mantiene la tendencia alcista de septiembre y sube en octubre por segundo mes consecutivo. La media mensual se sitúa en el -0,477%, sensiblemente por encima del -0,492% previo, y marca el valor más alto en lo que va de 2021 y desde ocubre de 2020.

El aumento experimentado por el tipo hipotecario por excelencia no es suficiente aún para encarecer las hipotecas a las que les toque revisión anual, dado que hace justo un año la tasa era del -0,466%. Sin embargo, las rebajas son cada vez más nimias. Para un préstamo medio de 150.000 euros a un plazo de 30 años con un diferencial del 0,99% sobre el euríbor, el ahorro en las cuotas mensuales rondará los 0,83 euros al mes o 9,96 euros al año. El directo de Hipotecas de iAhorrro, Simone Colombelli, destaca que las hipotecas siguen abaratándose, pero advierte que “en estos meses, empezamos a notar que los descensos de las cuotas ya son mucho más pequeños porque tampoco queda mucho margen de maniobra".

De hecho, las hipotecas con revisión semestral ya suben. El valor del euríbor era más bajo hace seis meses (-0,484% en abril), por lo que las mensualidades de estos clientes se encarecerán ligeramente, unos 40 céntimos al mes o 2,4 euros al año.

Los expertos aseguran que la clave de la evolución del índice está en la inflación de la zona euro, así como en la respuesta al aumento de precios de los bancos centrales. El último dato del IPC muestra una escalada en octubre al 4,1%, su máximo en 13 años.

En los últimos meses, el euríbor a 12 meses intercala subidas y bajadas moderadas. "Creemos que esta va a ser la tendencia de los próximos meses a no ser que haya algún cambio importante a nivel económico o el BCE cambie su estrategia”, comenta Colombelli. Por su parte, los analistas de HelpMyCash atribuyen el alza del euríbor en octubre tras once meses por debajo de la barrera del -0,48% a la escalada de la inflación.

Las presiones inflacionistas están sobre la mesa. No obstante, justo ayer, en la cita de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), su presidenta Christine Lagarde, rechazó un escenario de subida de tipos de interés dado que descarta que los aumentos de precios sean estructurales. "La inflación será más larga de lo previsto, pero temporal", aseguró. La cotización del euríbor ha reaccionado hoy con una subida más brusca, al -0,455%.

"Lagarde trato de alejar el calendario de subidas de tipos de interés esperadas por el mercado antes de 2023 y sigue manteniendo el discurso sobre la transitoriedad de la inflación en base a la futura normalización de los precios energéticos, crecimiento bajo de los salarios y reequilibrio de la oferta y demanda en las cadenas de valor mundial", señala Carlos del Campo, miembro del departamento de Inversiones de Diaphanum. Con todo, la gestora de fondos Federated Hermes advierte de que hay “una creciente tendencia mundial al endurecimiento monetario”.

De su lado, Colombelli opina que "si los precios siguen subiendo habrá que ver qué decisión toma el BCE en cuanto a su política de tipo de interés. Puede seguir el plan establecido o puede dar una vuelta de tuerca a su estrategia con una subida de tipos para controlar la inflación. Esto podría provocar que el euríbor comenzará a subir más ágilmente de lo que lo ha hecho hasta ahora”. Desde HelpMyCash consideran que, aunque el BCE no se plantea subir los tipos de momento, "con una inflación al alza, las probabilidades de que el BCE eleve las tasas de interés en un futuro (al 0% desde 2016) son más altas, pues es una de las medidas que pueden emplearse para contenerla".

Para lo que queda de año los expertos no esperan grandes movimientos en el euríbor. Las previsiones apuntan a que el euríbor seguirá por debajo del 0% unos años más, aunque con tendencia al alza. El departamento de análisis de Bankinter anticipa que el euríbor siga en negativo a corto plazo. En concreto, prevé que rondará el -0,45% en diciembre de 2021, el -0,32% a finales de 2022 y el -0,18% en 2023. Así, en un futuro próximo, parece que el euríbor aún no pisará terreno positivo.

El euríbor a 12 meses tocó fondo en enero (-0,505%, mínimo histórico). Subió levemente en febrero (-0,501%) y siguió aumentando en marzo (-0,487%), abril (-0,484%) y mayo (-0,481%). En junio volvió a bajar (-0,487%), así como en julio (-0,491%) y agosto (-0,498%). Ya en septiembre retomó la senda alcista que se ha mantenido en octubre.

Normas
Entra en El País para participar