Maxime Carmignac: “El inversor español tiene demasiada aversión al riesgo”

La directiva está llamada a ser la máxima responsable de la firma cuando se retire su padre

Maxime Carmignac, responsable de la oficina de Reino Unido de Carmignac.
Maxime Carmignac, responsable de la oficina de Reino Unido de Carmignac.

Maxime Carmignac (París, 1979) es una de los cinco hijos de Edouard Carmignac, el fundador y aún presidente de la más prestigiosa de las gestoras de fondos francesa. Su padre, de 74 años, ya sugerido en varia ocasiones que aspira a que sea ella quien lleve las riendas del negocio cuando se retire. La directiva, que ahora dirige la oficina de Londres, explica que para ella sería un honor poder ayudar a legar la gestora a la tercera generación de la familia Carmignac.

¿Cómo está yendo 2021?

El mercado chino fue uno de los principales impulsores de nuestras buenas rentabilidades en 2020. La Bolsa china ha tenido dificultades este año y algunos de nuestros fondos de renta variable no europea se han visto afectados hasta ahora. Pero hemos aprovechado las correcciones para comprar más y reforzar nuestras posiciones, porque seguimos creyendo mucho en los mercados emergentes a largo plazo, especialmente en China.

¿Cómo ve el desafío de la inflación?

La pandemia ha generado cuellos de botella, lo que ha derivado en escasez de semiconductores, en fletes o en que se disparen los precios del gas y el petróleo, y también la electricidad. Este aumento de los precios podría ser más resistente de lo que se pensaba inicialmente, especialmente si los salarios aumentan de forma sostenible. A largo plazo, la digitalización va a seguir siendo un factor fundamental para la deflación.

Carmignac ha labrado su prestigio sobre todo con fondos conservadores, ¿ahora ha cambiado el mix de producto?

Durante este largo periodo de bajos tipos de interés se ha visto que tener una parte muy grande del patrimonio invertido solo en bonos que siguen de cerca los índices de referencia, puede suponer un gran problema. En España, por el perfil de los inversores, hay demasiada aversión al riesgo. Pero solo con bonos no se pueden lograr buenos retornos. Si solo invierten en bonos o dejan el dinero en depósitos perderán dinero seguro, debido a la fuerte subida de precios. Es un riesgo muy claro.

¿Qué puede hacer el inversor español para adaptarse?

En primer lugar, en la parte de su cartera en la que mantienen la renta fija, debe haber más flexibilidad, con una parte invertida en deuda corporativa, y con diferentes duraciones. Además, también pueden acceder a fondos que tienen algún grado de garantía, como el Bankinter Top Protección, un fondo multiactivo que acabamos de lanzar con Bankinter, uno de nuestros socios en España y que garantiza la recuperación de al menos el 95% de lo invertido.

Carmignac es una firma muy personalista, fundada y dirigida por su padre, Edouard Carmignac. ¿Cómo están preparando el potencial relevo?

Mi padre sigue aún muy implicado y activo en el día a día, ayudando a buscar las mejores ideas de inversión para todos los fondos. Desde febrero de 2019 es director de inversiones de la gestora. Mantiene toda su fortaleza y liderazgo. Él ha demostrado que es muy bueno anticipando tendencias a largo plazo. Y esa visión se está cumpliendo con su creencia duradera por la tecnología y por la inversión en China. Para mí es una felicidad, un orgullo y una responsabilidad poder trabajar en esta gestora. Somos una compañía muy familiar. Mi padre sigue manteniendo la mayoría, pero una parte significativa de las acciones está en manos del resto de empleados de la firma.

Pero, ¿cuál será su papel en el futuro?

La clave para garantizar el futuro de Carmignac es apostar por la atracción del mejor talento, mantener la independencia y tener una visión a largo plazo de la gestora. Creemos que es la mejor forma de mantenernos alineados con los intereses del cliente. Me gusta citar a Antoine Saint-Exupery cuando dice que ‘no heredamos la tierra de nuestros antepasados, sino que la tomamos prestada de nuestros hijos’. Esa es mi visión sobre mi papel en la gestora, quiero que Carmignac sea los más sólida posible, para legarla a la siguiente generación

En 2018 los fondos del grupo fueron mal, y perdieron dinero. ¿Ya se han repuesto?

Desde 2014 hicimos muy buenos fichajes de gestores para hacer Carmignac más sostenible. Por ejemplo David Older, jefe de inversión en acciones, es un gran experto en tecnología. Estamos muy orgullosos del talento tan variado y diversificado que tenemos. Hemos sido capaces de cuestionarnos a nosotros mismos y como algunos dicen, ‘Carmignac está de vuelta’. Además, antes la cartera estaba muy centrada en nuestros grandes fondos superventas conservadores, como Carmignac Patrimoine o Securité, y ahora tenemos más variedad de productos, que lo están haciendo muy bien.

¿Cuál es la aproximación específica de Carmignac en cuanto a la inversión sostenible?

Soy la espónsor de la firma en materia de inversión con un componente ambiental, social y de buen gobierno [ASG], y puedo asegurar que el compromiso de todo Carmignac es total. La integración de la perspectiva ASG es 100% en todo el proceso de inversión. Además, hemos creado nuestra propia herramienta de análisis, llamada Start. El 90% de nuestros activos tienen el máximo reconocimiento en materia de sostenibilidad.

Normas
Entra en El País para participar