Inmobiliario

Sareb dispara sus ingresos gracias a la venta de inmuebles

Factura 1.090 millones hasta junio, aunque engrosa sus pérdidas un 73%

Sareb dispara sus ingresos gracias a la venta de inmuebles

La recuperación de las transacciones de inmuebles tras lo peor de la pandemia del pasado año y la nueva estrategia de ventas de Sareb han impulsado los ingresos del conocido como banco malo. En los seis primeros meses del año, la entidad ingresó 1.090 millones de euros, lo que supone un incremento del 102% respecto al mismo periodo del año anterior.

De los activos inmobiliarios vendidos por parte de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria), la mayoría eran viviendas (4.452 unidades, 230% más que un año antes) y anejos (2.168 inmuebles, el 160% más). No obstante, la reactivación ha sido más intensa en el segmento de suelo, con 849 unidades comercializadas (665%) y en el de terciario, con 661 activos vendidos (308%), según datos de la entidad.

Esta sociedad nació en 2012 con activos valorados en 50.781 millones de euros procedentes de las entidades financieras ahogadas por el ladrillo. El objetivo de la sociedad, que tiene una vida programada hasta 2027, es liquidar todos esos activos. A junio de este año, dispone de 15.328 millones en inmuebles y 15.160 millones en préstamos, lo que supone una venta del 40% del portfolio desde su creación.

La venta de inmuebles supuso 678,5 millones para la entidad, frente a los 283,4 millones en 2021. Los ingresos por los traspasos de préstamos alcanzaron los 253,4 millones, lo que supuso también una mejora del 55,8%.

El nuevo plan de negocio de Sareb, precisamente, apuesta por el incremento de las ventas incluso aunque pueda provocar un aumento de las pérdidas. A partir de una modificación del Real Decreto Ley 6/2020, Sareb puede operar con normalidad a pesar de tener recursos propios negativos y, además, la compañía puede vender todo tipo de activos incluso con minusvalías, un hecho que provoca un incremento de pérdidas contables. Por eso, la sociedad tuvo pérdidas hasta junio de 692 millones, lo que supone un 73% más.

Sin embargo, la política de venta de todo tipo de activos (no solo los que tenían plusvalías como anteriormente) también permite a la sociedad presidida por Javier García del Río reforzar su estrategia de devolver un mayor volumen de deuda.

De hecho, Sareb prevé este año superar la cifra de los 1.000 millones en amortización de los créditos. En julio y agosto de este año, ya ha amortizado 350 millones. La entidad nació con un deuda sénior avalada por el Tesoro superior a 50.000 millones, de los que todavía cuenta con alrededor de 34.500 millones por devolver.

Normas
Entra en El País para participar