Cellnex dispara los ingresos un 53% tras ejecutar inversiones por 8.300 millones desde enero

Prevé cerrar 2021 con más de 2.500 millones en ingresos y 1.900 millones en ebitda

Pierde 145 millones por las amortizaciones y costes financieros derivados de las compras

Cuenta con una liquidez de 9.100 millones, tras cerrar la compra de Hivory

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.
Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex.

Cellnex Telecom ha presentado los resultados correspondientes a los nueve primeros meses de 2021, marcados, de nuevo, por la imparable carrera de adquisiciones, que ha llevado al grupo a anunciar inversiones en este periodo por 9.000 millones de euros. Los ingresos ascendieron a 1.760 millones, un 53% más que en el mismo periodo de 2020, mientras que el ebitda ajustado creció un 59%, hasta 1.334 millones.

El total de inversiones ejecutadas en los nueve primeros meses del año alcanzó los 8.300 millones de euros, en su mayoría destinados a inversiones vinculadas a generación de nuevos ingresos, con la incorporación de activos y la continuidad en la integración y despliegue de infraestructuras, así como mejoras en la eficiencia y al mantenimiento de la capacidad instalada.

Las cuentas, según explica la empresa en un hecho relevante remitido a la CNMV, recogen tanto el crecimiento orgánico, como el efecto de la consolidación de las adquisiciones de activos llevadas a cabo en 2020 y en los nueve primeros meses de 2021. El flujo de caja libre y recurrente apalancado alcanzó los 660 millones de euros, un 52% más.

El resultado neto contable fue negativo en 145 millones de euros, como consecuencia del impacto de las mayores amortizaciones, que subieron un 68%, los costes financieros, que crecieron un 79%, asociados al intenso proceso de adquisiciones que mantiene el grupo y la consiguiente ampliación del perímetro.

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, ha señalado que este período ha estado marcado por el cierre de operaciones anunciadas en 2020 y en este 2021; los nuevos acuerdos en Francia con Hivory, en Países Bajos con Deutsche Telekom, en Polonia con Polkomtel Infrastruktura y Play, y en Portugal con MEO; y una ampliación de capital de 7.000 millones de euros destinada a seguir capturando nuevas oportunidades de crecimiento.

El directivo, que destaca que el crecimiento orgánico que supera el 6%, defiende que la dinámica de Cellnex tiene su reflejo en la mejora de los indicadores clave de ingresos, ebitda y flujo de caja recurrente. “Todo ello nos permite confirmar las perspectivas para el conjunto del ejercicio de la revisión que anunciamos al cierre del primer semestre, con unos ingresos que superarán los 2.500 millones y un ebitda por encima de los 1.900 millones”, explica.

Por actividades, los servicios de infraestructuras para operadores de telecomunicaciones móviles aportaron el 86% de los ingresos, con 1.519 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 69% con respecto a 2020. A su vez, a 30 de septiembre, el principal mercado de la compañía era España con un 23% de los ingresos del grupo, seguido de Italia, con un 20% y Francia con el 15%.

A la conclusión del tercer trimestre, Cellnex contaba con un total de 89.327 emplazamientos operativos: 4.490 en Austria, 1.360 en Dinamarca, 10.359 en España, 11.583 en Francia, 1.807 en Irlanda, 20.033 en Italia, 4.065 en Países Bajos, 14.525 en Polonia, 5.148 en Portugal, 7.996 en el Reino Unido, 2.610 en Suecia y 5.351 en Suiza; a los que se suman 4.222 nodos DAS y Small Cells (un 30% más, a perímetro constante).

La compañía precisa que el crecimiento orgánico de los puntos de presencia en los emplazamientos se situó en un 6,5% en relación a 2020, incluyendo el efecto del despliegue de nuevos emplazamientos en el período. Una vez que se completen todos los planes abiertos, Cellnex superará los 130.000 emplazamientos, solo por debajo de American Tower, y por delante de las también estadounidenses Crown Castle y SBA Communications.

La deuda neta del grupo a final de septiembre era de 8.613 millones de euros frente a los 6.500 millones al cierre de 2020. Actualmente el 88% de la deuda (dispuesta) está referenciada a tipo fijo.

Al cierre de septiembre, Cellnex contaba con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por un importe aproximado de 14.300 millones de euros a final de septiembre, tras la citada ampliación de capital de 7.000 millones, y las cinco emisiones de deuda realizadas este año, por un importe de 2.500 millones. En la actualidad, no obstante, cuenta con 9.100 millones tras el desembolso de 5.200 millones por la compra de la francesa Hivory, cuyo cierre se ha anunciado este jueves.

La compañía, en cualquier caso, sigue estudiando nuevas adquisiciones para acelerar el crecimiento, tal y como dijo cuando anunció el último aumento de capital. Cellnex también está pendiente de cerrar la compra de las torres de Hutchison en Reino Unido, transacción actualmente en fase 2 del análisis por parte de las autoridades de la competencia.

Normas
Entra en El País para participar