Juego

Codere retrasa al 10 de noviembre la efectividad de su reestructuración

El consejo deberá convocar junta de accionistas antes de que acabe el mes para aprobar la liquidación de la actual cabecera

Un salón de apuestas de Codere
Un salón de apuestas de Codere

Codere retrasa al 10 de noviembre la implementación de su reestructuración societaria, que dará el 95% del control del grupo a sus principales acreedores, los bonistas, y que conllevará la liquidación de su actual sociedad cabecera para la creación de una nueva ubicada en Luxemburgo.

Según ha informado hoy la compañía de juego, un "pequeño retraso" en la constitución de las nuevas sociedades luxemburguesas a las que se trasladará la operativa del grupo hace que los acuerdos de reestructuración firmados con los bonistas no se vayan a implementar hasta ese 10 de noviembre. Es el segundo retraso, ya que la compañía detalló en su informe financiero semestral que esperaba tener completado el proceso el 31 de octubre. Después fijó la fecha del 5 de noviembre, y en su última comunicación, el martes pasado, hablaba de que quedaría implementada "antes del 15 de noviembre". Hoy, Codere ha sido más específica para fijar esa fecha del 10 de noviembre.

Un retraso que comprime aún más los plazos, ya que, como ha ido indicando en los últimos días la compañía, una vez se implemente la reestructuración su consejo deberá convocar junta de accionistas, y esta deberá celebrarse antes de que acabe noviembre. El objetivo de esa junta será someter a votación la liquidación de la actual cabecera, Codere S. A., paso clave en el proceso, y que conllevará además su salida de la cotización bursátil. Sus actuales accionistas tendrán un peso de apenas el 5% en el futuro holding que controlará la compañía. 

Codere se toma hoy un pequeño respiro en Bolsa, después de una semana de fuertes caídas y repuntes. Crece en la jornada del jueves en el entorno del 1%. Ayer, la CNMV recomendó a los inversores "consultar la información oficial publicada por la compañía antes de formarse un juicio y de operar en el valor", según señaló el supervisor a CincoDías.

Los actuales accionistas de la firma de juego tendrán derecho a una liquidación de sus títulos en efectivo. Sin embargo, la valoración de la cuota a recibir corresponderá a la firma liquidadora que designe Codere, después de analizar el balance de la sociedad y fijar un plan de liquidación. No se beneficiarán, por lo tanto, de los eventuales planes de salida a Bolsa de los futuros dueños (los actuales bonistas), que han fijado una hoja de ruta que contempla la vuelta al mercado de la nueva sociedad antes de 2023, como publicó este miércoles este diario.

Normas
Entra en El País para participar