Reestructuración

Abengoa votará la misión casi imposible de querellarse contra su antiguo consejo

Los Benjumea han incluido un complemento en la convocatoria de la junta del 16 de noviembre

Instalación termosolar de Abengoa.
Instalación termosolar de Abengoa.

La amenaza se ha convertido en realidad. Los Benjumea a través de Inversión Corporativa, junto con otros minoritarios (que suman más del 3% del capital de Abengoa), solicitaron incluir en el complemento de la junta de Abengoa que se celebrará el próximo 16 de noviembre una votación para que el propio grupo se una a la querella presentada en junio de 2020 contra el consejo de administración presidido por Gonzalo Urquijo. Y ese complemento ha sido incluido en la convocatoria, según ha informado la compañía a la CNMV este jueves. Pero, en la práctica, será misión casi imposible que esa petición salga adelante, según las fuentes jurídicas consultadas.

La cuestión esa eventual decisión no será ejecutable por varias razones, aunque destacan dos. Primera, que presentar esa querella es potestad del consejo, y este carece de poderes, puesto que es el administrador concursal quien toma en última instancia las decisiones. Y, segunda, que, si esa querella llegara a presentarse, esta podría volverse en contra de la propia empresa, al ser imputada ella misma.

Así, en el complemento se solicita que la propia Abengoa se adhiera a la querella criminal presentada por la propia Inversión Corporativa contra los anteriores consejeros Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, Manuel Castro Aladro,  José Luis del Valle Doblado, José Wahnon Levy, Ramón Sotomayor Jáuregui, Pilar Cavero Mestre y Josep Piqué Camps. La querella fue admitida a  trámite por el Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla el 16 de octubre de 2020. Esta querella fue ampliada posteriormente en julio de este año, por los indicios de que el segundo rescate, firmado en 2019, fuera parte de un plan preconcebido que habría dado comienzo ya en el año 2016

Ahora, los socios solicitantes del complemento estiman que es imprescindible que los accionistas de la sociedad se pronuncien sobre la adhesión de Abengoa a la querella inicial y a su posterior ampliación, señala el documento enviado a la CNMV. Pero este pronunciamiento, salvo sorpresa, no podrá pasar de eso, de un pronunciamiento, por las razones mencionadas.

Los accionistas que respaldan este complemento representan el 3,141% del capital. El culebrón de Abengoa arrancó en 2015 y, seis años después, cuenta con todo tipo de ramificaciones. El tercer rescate, después de los de 2017 y 2019 está en juego, pero hay varias vías judiciales activas. La que está encima del tapete es la que abrió en junio del año pasado Inversión Corporativa (IC), controlada por los Benjumea y participada por otras familias andaluzas.

Antes de la caída, IC llegó a poseer el 51% de Abengoa. La sociedad presentó una querella contra el consejo de administración del grupo por la gestión del consejo que presidía Gonzalo Urquijo en el segundo salvamento. Ahora, estos accionistas exigen que la propia Abengoa se persone como perjudicada en la querella.

Normas
Entra en El País para participar