Consejero delegado

Marques da Cruz (EDP Brasil): “Hemos debutado en Latibex para tener más inversores europeos y de otros países”

La filial brasileña de EDP se estrena con alzas del 3,35% en la plataforma; la firma prepara un ‘road show’ destinado a fondos para inicios de 2022

El consejero delegado de EDP Brasil, João Marques da Cruz.
El consejero delegado de EDP Brasil, João Marques da Cruz.

EDP Brasil logró ayer una proeza al cotizar en España a través de Latibex. La compañía, con una capitalización de 12.000 millones de reales brasileños (unos 1.900 millones de euros), ya tiene todo preparado para que inversores de todo el mundo compren en euros sus acciones a través de la plataforma de BME.

Al cierre, la compañía acabó con un alza del 3,35%, en los 3,148 euros por acción, si bien el volumen fue escueto: se movieron unos 5.000 títulos por un importe de 15.500 euros. Pero el objetivo es que la negociación en España vaya a más, según ha explicado el consejero delegado de la empresa a CincoDías.

En una entrevista telemática, João Marques da Cruz ha señalado que la misión es que los fondos pequeños y medianos entren también en el valor ahora que se puede comprar en España, en euros y sin ningún problema horario.

EDP Brasil es una de las acciones más populares en el mercado de São Paulo, con cerca de 250.000 inversores. Con este paso, la compañía quiere estar en la cartera de cualquier inversor europeo. El objetivo es realizar presentaciones entre inversores (road show, en la jerga) en países del Viejo Continente, incluido España, en el primer trimestre de 2022.

“Nuestra relación entre riesgo y rentabilidad es muy atractiva”, explica el directivo, que añade que la empresa que pilota se diferencia, para bien, tanto de su matriz EDP como de la otra filial 100% verde, EDP Renewables (EDPR) –ambas se pueden comprar en la Bolsa portuguesa–, en tres factores fundamentales.

El primer motivo es que, a su juicio, ahora es un buen momento para entrar en activos denominados en reales brasileños, por la posición de la moneda frente al dólar estadounidense. El segundo, que invertir en Brasil, en proceso de dejar atrás la pandemia, es una oportunidad. Y el tercer motivo es que “cotiza a un precio barato”.

La compañía, que avanza un 2% en el año en Bolsa, llegó a cotizar por encima de los 22 reales a inicios de 2020, y ahora apenas supera los 20 reales. Como su filial hermana EDPR, el activo estrella de EDP Brasil son las energías renovables.

La compañía es además una rara avis en Brasil, con un control de la deuda muy estricto. El objetivo es que su ratio de pasivo neto respecto al ebitda se sitúe entre 2,5 y 3 veces como máximo. Cuenta, además, con el absoluto respaldo de la matriz, que controla el 51% del capital. El restante 49% cotiza libremente en Bolsa.

 

El primer estreno en un decenio

EDP Brasil ya forma parte del mercado internacional de valores latinoamericanos operado por BME. Es la primera incorporación desde 2011, cuando salió Grupo de Inversiones Suramericana (SURA). En lo que va de año, eso sí, la negociación en esta plataforma es modesta, con 33 millones de euros, frente a los más de 300.000 millones del mercado principal.

Normas
Entra en El País para participar