LKS Next apuesta por una relación más cercana con los proveedores

El alto precio de la luz, un golpe para la industria electrointensiva

La sostenibilidad es un aliciente para atraer inversores

Dos trabajadores ante una máquina en las instalaciones de Sidenor.
Dos trabajadores ante una máquina en las instalaciones de Sidenor. EFE

La vuelta a la normalidad no está siendo como muchos empresarios se imaginaban. Si bien lo peor de la crisis sanitaria parece haber quedado atrás, gracias al proceso de vacunación, y la economía lleva meses creciendo con unos muy buenos datos de empleo (ya se ha recuperado el nivel de afiliación a la Seguridad Social previo a la pandemia), las compañías se están enfrentando a una serie de contratiempos con los que no contaban. Estos son los altísimos precios de la luz, impulsados sobre todo por el alza del gas y de los derechos de emisión del CO2; las dificultades en el transporte de mercancías, y la crisis de los semiconductores.

“Todo esto está haciendo que la incertidumbre se adueñe de las previsiones económicas empresariales, con claros problemas para la industria, que, no olvidemos, es el tractor de nuestra economía”, señalan desde LKS Next, consultora vasca enfocada en el ámbito industrial.

Un ejemplo del difícil momento que está atravesando la industria es el de la siderúrgica vasca Sidenor, que este mes anunció un parón de su actividad de 20 días ante la imposibilidad de hacer frente al coste de la luz. Según anunció la propia empresa, su factura ha aumentado un 300% respecto al año pasado. Tras ella, varias más han anunciado un recorte de la producción, como Fertiberia, Ferroatlántica o Asturiana de Zinc.

Este difícil presente, indican en LKS Next, ha hecho que muchas compañías se estén empezando a replantear sus modelos productivos.

“Si hace no tanto la solución era la internacionalización, la globalización y la producción de distintos componentes o realización de operaciones en distintas partes del mundo, para luego en muchos casos incluso realizar el ensamblaje de estos componentes en un tercer país como forma de optimizar costes laborales […], ahora, en este año y medio largo desde que comenzó la pandemia, hemos tomado conciencia de la importancia de gestionar bien esas cadenas de suministro, valorando algo más que el coste, como la cercanía de los proveedores o la protección y resguardo de nuestras tecnologías clave”, afirman desde LKS Next.

“Estamos en un momento en el que la sostenibilidad del modelo empresarial ha tomado un nuevo enfoque. El ámbito productivo e industrial ha tomado conciencia de la necesidad de crear y gestionar todo el proceso de forma sostenible, siendo esto una garantía de estabilidad para el futuro”, añaden en la consultora, que ve en la mencionada sostenibilidad incluso una ventaja a la hora de buscar inversores.

“La sostenibilidad social, económica y medioambiental se está mostrando clave incluso en la valoración por parte de los inversores, que han identificado ya que las empresas con una gestión más sostenible de sus recursos son más rentables a largo plazo, si bien en el corto puede ser menor”, argumentan.

En medio de la incertidumbre generada por esta crisis energética y de suministros, además de la mencionada necesidad de apostar por la sostenibilidad, las compañías vuelven a mirar a los proveedores locales como una solución. “Flexibilizar la actividad, diversificar proveedores e incluso su desarrollo con empresas cercanas y de confianza puede ser una de las soluciones, a la vez que invertir en tecnología y digitalización”, concluye la consultora vasca.

Asesoramiento para la toma de decisiones

Acompañamiento tecnológico. “Hemos invertido en los últimos ejercicios en el acompañamiento a la industria en todos estos aspectos, con herramientas tecnológicas de simulación que junto con los expertos consultores en el ámbito industrial permiten diseñar distintos escenarios productivos e intralogísticos para una más acertada y rápida toma de decisiones ante las distintas situaciones que pueden darse”, indica LKS Next, compañía que cuenta con 600 profesionales y 30 años de expe­riencia.

Servicios. “Asimismo, forman parte de LKS Next consultores con amplia experiencia en el ámbito del aprovisionamiento, que acompañan a las empresas en la optimización de toda su cadena de compras y suministro, proponiéndole las soluciones, tanto de proceso como digitales, que le garanticen una mejor gestión de su cadena de proveedores”, señala la consultora vasca. El objetivo, explica la firma, es lograr una mejor gestión de los proveedores, “sobre todo en estos momentos, evitando así tensiones que pongan en peligro la producción y, por tanto, la atención a los pedidos” de los clientes.

Normas
Entra en El País para participar