Juego

La especulación propulsa un 13,7% a Codere en Bolsa pese a que dejará de cotizar

Los actuales accionistas serán dueños del 5% de una empresa que no se negociará en Bolsa

Salón de apuestas de Codere.
Salón de apuestas de Codere.

Codere, que será liquidada y dejará de cotizar una vez concluya su reestructuración, ha llegado a subir en la sesión de este martes un 19% en Bolsa, hasta los 0,4 euros por acción, aunque al cierre ha moderado las alzas al 13,66% y ha concluido a 0,391 euros. Lo ha hecho tras el desplome del 19% sufrido el lunes, después de que tanto Moody's como S&P diesen una nota equivalente a "bono basura" a la nueva emisión de deuda que acometerá como parte del complejo proceso que anunció en abril pasado, y que estas semanas enfila su recta final.

Después de que en la última semana el precio de sus acciones haya caído casi un 45%, la empresa ha tenido que salir a explicar este martes que su reestructuración "no afecta al normal desempeño de las operaciones del grupo en los distintos países en los que opera, incluido el mercado español".

CODERE 0,09 -27,80%

Este es el punto clave de todo el proceso. La compañía de juego anunció en abril, y ha vuelto a recordar hoy, que una vez se complete el proceso continuará operando, pero a través de otra sociedad holding domiciliada en Luxemburgo. Los bonistas de la empresa se quedarán con el 95% del capital, después de la conversión de deuda cotizada, por unos 1.150 millones de euros, a la que dieron el visto bueno la semana pasada. La especulación es la que provoca la subida en Bolsa durante el día de hoy, según los expertos consultados. 

El nacimiento de esa nueva holding luxemburguesa provocará que Codere S. A., que ejerce como tal en la actualidad y que es la que cotiza en Bolsa, sea excluida de negociación y que sus actuales accionistas vayan a recibir títulos de la futura cabecera luxemburguesa equivalentes al 5% de su capital. También podrán vendérselos la compañía, que aún no ha definido cómo fijará el precio. Esta planteó en un inicio ofrecer warrants a estos inversores para que pudieran beneficiarse de una futura venta del grupo, algo que ha terminado descartando.

La capitalización actual de Codere, de 45 millones de euros, implicaría una valoración del nuevo holding de unos 900 millones de euros, una tasación fuera de toda lógica, a tenor de los expertos consultados. Antes de que estallaran los problemas del Covid, a cierre de 2019, Codere valía unos 310 millones en Bolsa.

La compañía de juego ya ha cumplido alguno de los pasos fundamentales para que su reestructuración llegue a buen puerto. En primer lugar, el consentimiento de los bonistas para ejecutar el acuerdo para que estos se hagan con el 95% del grupo, una formalidad que sacó adelante el pasado 20 de octubre. También tiene preparada la emisión de 129 millones de euros en nuevos bonos, que saldrán al mercado una vez concluya la reestructuración para dar gasolina a la nueva Codere. 

En sus últimas comunicaciones a la CNMV, el grupo hablaba del 5 de noviembre como fecha en la que preveía culminar el proceso. En el comunicado enviado este martes, habla del 15 de noviembre "como máximo". En cualquier caso, una vez concluya este proceso, su consejo de administración convocará junta general de accionistas y esta deberá celebrarse antes de que acabe noviembre, con el objetivo de aprobar la disolución de Codere S. A. y abrir el periodo de liquidación. Una vez reciba el sí de los accionistas, esta pedirá la suspensión de cotización,

Una diferencia respecto a otros procesos de parecidas características, en los que la empresa que ha perdido el negocio se ha mantenido cotizando, como es el caso de Pescanova, que conserva el 0,34% de la empresa que ostenta el negocio, Nueva Pescanova. En este caso, Codere SA desaparecerá y sus accionistas recibirán la liquidación correspondiente, conforme a una tasación de la que todavía no se han dado detalles.

Normas
Entra en El País para participar