Cellnex recibe luz verde para comprar la francesa Hivory; deberá vender 3.200 emplazamientos

La inversión inicial alcanza los 5.200 millones de euros

Cellnex recibe luz verde para comprar la francesa Hivory; deberá vender 3.200 emplazamientos
Getty Images

Cellnex ha recibido vía libre para una de sus grandes adquisiciones. En un comunicado, la compañía señala que ha tenido conocimiento este lunes de que la autoridad francesa de la competencia (Autorité de la Concurrence) ha aprobado la adquisición de Hivory por parte de la compañía a Altice France y Starlight Holdco. El cierre de la operación se producirá en los próximos días.

Eso sí, Cellnex deberá cumplir algunas condiciones. Y es que la aprobación por parte de la Autoridad francesa de la competencia establece que la empresa deberá desinvertir aproximadamente 3.200 emplazamientos urbanos. La compañía que dirige Tobías Martínez contemplaba esta opción, puesto que en Francia, con esta transacción, pasaba a gestionar las torres de tres de los cuatro operadores móviles.

En este sentido, Cellnex ha indicado que ya está trabajando en distintas oportunidades vinculadas a sus activos core para reinvertir los fondos procedentes de la venta de estos emplazamientos, de modo que los indicadores financieros consolidados –run rate– de la compañía no se verán alterados. La empresa, en cualquier caso, contará con un periodo máximo de 30 meses para ejecutar la desinversión, con lo que tendrá tiempo suficiente para articular una operación ordenada. Además, ante el interés actual que hay en el mercado sobre los activos de infraestructuras de telecomunicaciones, no debería tener muchos problemas para encontrar compradores.

Hivory gestiona los 10.500 emplazamientos que dan servicio mayoritariamente al operador francés de telefonía móvil SFR. El acuerdo supone para Cellnex una inversión de 5.200 millones de euros que irá acompañada de un programa a ocho años vista por otros 900 millones destinados al despliegue, entre otros proyectos, de hasta 2.500 nuevos emplazamientos.

La venta de los citados 3.200 emplazamientos no se circunscribe a los 10.500 emplazamientos de Hivory, sino a los cerca de 27.000 que Cellnex tiene en Francia.

Tal y como señalaba el CEO de Cellnex, Tobias Martinez, al anunciar el acuerdo el pasado mes de febrero, “la compra de Hivory pone en valor el porqué del modelo de negocio de los operadores neutros e independientes de infraestructuras de telecomunicaciones. Con la integración de Hivory, estaremos trabajando con tres de los grandes operadores móviles en Francia, potenciando la compartición de las infraestructuras; liberando recursos financieros de dichos operadores; impulsando procesos de racionalización de los emplazamientos existentes; y acelerando el despliegue de nuevos emplazamientos que aseguren por una parte la extensión eficiente y fluida de la cobertura del 5G en el país, así como el cumplimiento efectivo de un objetivo también compartido por los actores del sector: el de la eliminación de las zonas blancas o áreas sin cobertura en el territorio”.

Francia se ha convertido en uno de los principales mercados para Cellnex, tras los distintos acuerdos para adqurir emplazamientos de operadoras como Iliad (en este caso también en Italia), Bouygues y la citada SFR a través de Hivory. Con esta última transacción, la empresa española señaló que superaría los 26.740 emplazamientos en suelo francés, su principal mercado en esta magnitud, por delante de Italia, con 24.500, y Reino Unido, con 14.700.

De esta manera, Cellnex resuelve una de las operaciones que tenía pendientes, a falta de la decisión de los reguladores. La compañía, en esta línea, está pendiente de la decisión de las autoridades británicas de la competencia sobre la compra de los emplazamientos de Hutchison en Reino Unido, una vez que decidieron, semanas atrás, iniciar un análisis en profundidad. Algunos de los competidores de Cellnex han advertido de que, tras la compra de las torres de Arqiva en 2020, la empresa española podría tener una posición de dominio en el mercado de las infraestructuras de telecomunicaciones en Reino Unido.

En paralelo con el anuncio de la operación de Hivory, Cellnex puso en marcha una ampliación de capital de 7.000 millones de euros, la mayor de su historia, para seguir afrontando operaciones de crecimiento. La compañía explicó entonces que contaba con capacidad para financiar una cartera de proyectos que podría alcanzar los 18.000 millones en los 18 meses posteriores a su cierre. De esta cartera, 7.000 millones ya estaban comprometidos con la adquisición de Hivory y la integración de las torres y emplazamientos de Deutsche Telekom en los Países Bajos, ya concluida.

Cellnex ha recordado que gestiona un portfolio de más de 130.000 emplazamientos, incluyendo despliegues previstos hasta 2030, en España, Italia, Países Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda, Portugal, Austria, Dinamarca, Suecia y Polonia. En la presentación de los resultados del primer semestre, Cellnex señaló que contaba con un backlog (ventas futuras contratadas del grupo), incluyendo las transacciones pendientes de cierre y despliegue anunciadas en Francia y Reino Unido, de 110.000 millones de euros.

Las acciones de Cellnex han bajado hoy un 0,92%, hasta 54,12 euros. No obstante, los títulos han logrado recuperar la tendencia alcista, tras la fuerte corrección sufrida entre septiembre y principios de octubre, cuando pasaron desde un máximo histórico por encima de 61 euros, a finales de agosto, a 50,98 euros el pasado 11 de octubre. En cualquier caso, todavía acumulan una revalorización anual del 10%, que otorgan a Cellnex una capitalización bursátil de 36.770 millones de euros, que sitúan a la compañía como quinto valor del Ibex 35.

Cellnex, que presenta sus resultados este jueves, actualizó en julio sus previsiones para el ejercicio 2021, al estimar unos ingresos entre 2.535 y 2.555 millones de euros (frente a un rango previo de 2.405 y 2.445 millones), un Ebitda ajustado que se situaría entre los 1.910 y 1.930 millones (frente a un rango entre 1.815 y los 1.855 millones estimados inicialmente ) y un flujo de caja libre recurrente
apalancado entre 955 y 965 millones (por encima del rango previo de entre 905 y 925 millones).

La desinversión en Francia no tendrá ningún impacto en estas previsiones. Igualmente, hasta que se cierre la venta, Cellnex seguirá facturando los servicios vinculados a estos emplazamientos, con lo que seguirán figurando en la cuenta de resultados hasta su salida del perímetro de consolidación.

Normas
Entra en El País para participar