Supervisión

La CNMV exige a las renovables que sean conservadoras en el cómputo de beneficios

Las empresas deberán reflejar en el balance que han ganado más de lo pactado con el Gobierno

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.
Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.

La CNMV ya tiene un veredicto sobre los criterios contables de las compañías de energías renovables, después de una revisión que ha realizado el supervisor en lo que va de año. Deben reconocer en el balance, por regla general, cada una de las desviaciones del mercado, las positivas y  también las negativas, en relación con la rentabilidad pactada para las instalaciones de renovables construidas antes de 2013, situada en el 7,398%, hasta 2030. Así lo explica el supervisor en una nota publicada este viernes.

En caso de que las empresas obtengan menos rentabilidad, estas computan la diferencia como ingresos, pues recibirán esa compensación del sistema eléctrico, de la CNMC, en concreto. La clave está en que el mercado de la energía ha experimentado una total metamorfosis desde que se impusieron las primas a la generación: se fomentaron las instalaciones con el Estado pagando un sobreprecio por la energía verde. Pero ahora las ventas en el mercado superan en muchos casos el compromiso fijado en el decreto que regula esta retribución. Cuando logran más de esa rentabilidad unas empresas corrigen el exceso de ingresos elevando el pasivo y otras no.

Ahora, el supervisor que preside Rodrigo Buenaventura, tras reunirse con las auditoras y con las empresas afectadas, como publicó CincoDías el pasado 10 de julio, ha publicado este viernes un criterio que opta por la fórmula más conservadora. Las discusiones han tenido lugar con las cuatro grandes auditoras –PwC, KPMG, Deloitte y EY– y con las empresas energéticas con este tipo de instalaciones, como Iberdrola, Endesa, EDP Renewables, Acciona Energía, Ence, Naturgy, Ecoener e Iberpapel, entre otras.

Acciona Energía reveló en el folleto de su OPV que no compensa esas ventas extra en el pasivo: “No estamos obligados a devolver al sistema ningún ingreso que exceda la remuneración regulada aplicable”, concluye. Pero otras compañías son más cautas, como admite la que pilota como consejero delegado Rafael Mateo, y se imputan un pasivo en el balance por esos ingresos extra. Ahora, según la CNMV, deberá reflejar esos ingresos en el pasivo.

"Sobre la base del análisis realizado (...) la CNMV considera que, con carácter general, deben reconocerse en el balance de situación cada una de las desviaciones del mercado, positivas y negativas, en la medida que cumplan la definición de activo y pasivo", señala la CNMV.

La buena noticia es que el supervisor no estima que "los criterios adoptados tengan en este momento un impacto significativo en la situación financiera de las empresas del sector en su conjunto". De las empresas cotizadas, que aplican el criterio decidido aparecen Endesa, EDP Renewables (que tiene su sede en España), Naturgy, Ecoener, Ence e Iberpapel. Es decir, casi todas, menos Acciona Energía e Iberdrola, que sigue el mismo método, en esencia, que la empresa controlada por la familia Entrecanales.

Normas
Entra en El País para participar