Encuesta

El 40 % de los abogados jóvenes madrileños cobran menos de 13.000 euros anuales

Un reciente informe señala que la máxima preocupación de los profesionales es la precariedad laboral

Abogados jóvenes situación Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Casi un 40 % de los jóvenes abogados madrileños cobran por su trabajo menos del salario mínimo interprofesional, actualmente fijado en 13.300 euros brutos anuales. Sin embargo, según la encuesta realizada este mes de octubre por la Agrupación de Jóvenes Abogados (AJA) del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), tan solo un 6,5 % de los letrados tienen media jornada.

La situación laboral de los júnior en pandemia no ha variado mucho desde el informe publicado en 2017 por la Confederación Española de Abogados Jóvenes (CEAJ). Entonces se afirmaba que el 40 % de los letrados recibían una remuneración que apenas alcanza los 6.000 euros al año, esto es, 500 euros mensuales. Hoy, la misma cantidad de abogados dice cobrar menos de 13.000 euros brutos anuales.

La encuesta, contestada por 505 letrados, refleja la precariedad a la que se enfrentan en los primeros años de su carrera estos profesionales. La muestra de letrados representa tanto a aquellos que aún están formándose (un 16,7 % no están colegiados), a los que tienen una mínima experiencia laboral (22,1 % lleva ejerciendo menos de un año), a aquellos que llevan trabajando de uno a tres años (38,5 %), y a los júnior más veteranos: un 15,1 % de los encuestados lleva en la profesión más de cinco años.

Jornada laboral

Según el informe de AJA Madrid, siete de cada diez jóvenes profesionales (76,7 %) hacen jornada completa, esto es, 40 horas semanales. Pero lo más significativo es que un 41,2 % de ellos reconoce realizar horas extra no remuneradas. Solo un 2,6 de los abogados que amplían la jornada laboral recibe compensación económica por ello.

La media jornada es minoritaria entre los júnior. Este es el formato laboral para el 6,5 % de los encuestados. Un 16,8 % señala que su jornada está comprendida entre las 20 y las 40 horas semanales.

En cuanto al destino profesional elegido por los júnior en 2021 parece que el gran despacho pierde fuelle frente a otras opciones. La suma de los jóvenes que prefieren recalar en el bufete familiar (30, 7 %), lanzarse y emprender (22,6 %), o quedarse en un despacho local (10,9 %), es superior a la salida del gran despacho (35,8 %). Si bien, es cierto que, en términos absolutos, la mayoría elige a los gigantes del sector.

Principales obstáculos

Los jóvenes abogados sufren las consecuencias de estas condiciones laborales con preocupación. El informe de AJA refleja que seis de cada diez letrados (68,5 %) señalan la precariedad laboral como primer obstáculo en su carrera. Las piedras en el camino: abusos laborales e inestabilidad. Pero no todos denuncian a la inspección de trabajo. Así lo expone Alberto Cabello, presidente de AJA Madrid. Desde el Departamento de Defensa de la Abogacía y Deontología del ICAM analizan multitud de quejas que “tienen que ver con prácticas laborales ofertadas que luego no se correspondían con el número de horas, categoría profesional y salario”.

El segundo de los quebraderos de cabeza de los jóvenes es la alta competitividad y la masificación del sector. Esto es lo que opina casi la mitad de los encuestados (48,9 %). Por ello, señala Cabello, “es fundamental especializarse y, sobre todo, diferenciarse en la forma de trabajar”. También saber adaptarse a la tecnología legal de los despachos. Cabello tiene claro que los planes de estudio de las universidades deberían contemplar cuestiones como técnicas de negociación, gestión del cliente y del tiempo, oratoria y comunicación. Precisamente, el 20, 4 % de los letrados indicaron su preocupación por la formación universitaria.

La conciliación es el tercero de los males entre los profesionales jóvenes. Un 39,2 % de los encuestados señalan la desconexión digital, o, más bien, la falta de ella, como uno de los principales problemas a los que se enfrentan en su trabajo.

Normas
Entra en El País para participar