Publicidad

Snap cae un 25% en Bolsa por la nueva política de privacidad de Apple y arrastra a Facebook, Twitter y Google

La red social avanza ingresos de entre 1.160 y 1.200 millones de dólares para el cuarto trimestre, lejos de los 1.400 millones que preveían los analistas. Su negocio también se ve afectado por los problemas en las cadenas de suministro que golpea a sus anunciantes

Logo de Snap.
Logo de Snap.

Las acciones de Snap se desplomaron este jueves un 25% en el mercado fuera de hora, tras publicar un panorama sombrío para su cuarto trimestre por culpa de los cambios en la política de privacidad de Apple. Según indicó la compañía, que ha moderado la caída al 20%, las nuevas reglas del fabricante del iPhone están mermando su capacidad para dirigir y medir su publicidad digital, y pronosticó unos ingresos para el cuarto trimestre de entre 1.160 millones de dólares y 1.200 millones, muy por debajo de la estimación actual del consenso actual de 1.400 millones, según S&P Capital IQ.

La empresa, con sede en Santa Mónica, California, cerró el tercer trimestre del año con unos ingresos de 1.070 millones de dólares, frente a las estimaciones de 1.100 millones estimados por los analistas, según Refinitiv. y tres millones por debajo de las previsiones que había ofrecido la propia compañía. La red social redujo un 64% sus pérdidas a 72 millones de dólares en el trimestre y aumentó un 23% interanual su número de usuarios activos diarios, hasta los 306 millones, superando las estimaciones de los analistas, que las situaban en los 301,9 millones. Para el cuarto trimestre espera alcanzar entre 316 y 318 millones de usuarios activos. 

Los datos ofrecidos por Snap también provocaron caídas en los títulos de Facebook (5%), Twitter (3,5%),  Alphabet (3%) y Pinterest, que cayó un 2,9%. Facebook, que publicará sus resultados trimestrales el próximo lunes, también avanzó el mes pasado que con los cambios aplicados por Apple era "más difícil medir [la efectividad de las campañas publicitarias] en nuestra plataforma", según informa el Financial Times. Eric Seufert, consultor de tecnología publicitaria móvil, aseguró a este medio que "Snap ha sucumbido a las mismas fuerzas que están devastando la totalidad del ecosistema de la publicidad móvil. Parece probable que Facebook informe de fricciones comerciales similares el lunes". 

El analista de JP Morgan, Doug Anmuth, afirma en una nota que el espera que el impacto a corto plazo de los cambios aplicados por Apple sean más agudos para Snap que para Facebook, Twitter o Google. 

Evan Spiegel, CEO de Snap, fue ayer claro: "Definitivamente ha sido un revés frustrante para nosotros", dijo. El directivo añadió que la política de privacidad de Apple ha "trastocado" la industria, pues desde su implantación el pasado junio las aplicaciones disponibles en la tienda de aplicaciones de la compañía de Cupertino, App Store, deben pedir permiso explícito a los usuarios antes de rastrearlos.

Spiegel consideró positivos los cambios efectuados para proteger más la privacidad de los usuarios, pero ayer admitió que les tomaría tiempo adaptarse a las nuevas reglas, pues según dijo la nueva herramienta de medición de anuncios proporcionada por Apple "no se aplicó como esperábamos, lo que está dificultando que nuestros socios publicitarios midan el rendimiento de sus campañas publicitarias para iOS tal cual lo han hecho durante muchos años".

De cualquier forma, la nueva política de privacidad de Apple no es el único problema que afronta Snap. Su CEO también habló de los problemas globales que hay en la cadena de suministro, que impacta en sus anunciantes y que persistirán en el cuarto trimestre, que suele ser el periodo de mayores ganancias para las redes sociales cuando las marcas invierten fuertes sumas de dinero para la campaña de Navidad. Igualmente se refirió a la escasez de mano de obra.

"Los tres problemas son problemas de toda la industria, no específicos de Snap, y esperamos escucharlos a lo largo de la presentación de resultados trimestrales", dijo el analista de Evercore ISI, Mark Mahaney, según recoge Reuters. Esta agencia recuerda que muchos de los anunciantes de Snapchat pertenecen a las industrias de la belleza, la moda y los bienes de consumo, que han visto interrumpidas sus cadenas de suministro y golpeados sus negocios, lo que ha provocado que las marcas reduzcan sus gastos en publicidad. 

Normas
Entra en El País para participar