Seguridad Social

Escrivá presentará de forma inminente el nuevo mecanismo de ajuste de las pensiones

Esta herramienta deberá adecuar las futuras pensiones a un nueva esquema de mayor gasto y menores ingresos por factores demográficos

Miembros de Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones, en la Puerta del Sol de Madrid.
Miembros de Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones, en la Puerta del Sol de Madrid.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado hoy que su Departamento presentará "de forma inminente" a los agentes sociales una propuesta sobre el futuro mecanismo de equidad intergeneracional, con el que se sustituirá al llamado factor de sostenibilidad de la reforma de 2013.

De este anuncio se puede deducir que la propuesta del Gobierno para ajustar las pensiones futuras y adecuarlas a un sistema financieramente equilibrado y sostenible podría conocerse la próxima semana o la siguiente a más tardar, según la inminencia anunciada por Escrivá a su llegada como invitado al 12º Congreso Confederal de CC OO.

La derogación del factor de sostenibilidad creado en 2013 por el Gobierno del PP, que adoptó el diseño de este mecanismo que hicieron una comisión de expertos y que no ha llegado a estar en vigor por sus continuos aplazamientos, ha sido uno de los caballos de batalla del actual Ejecutivo y de los sindicatos.

Aquel factor de sostenibilidad, que ya ha sido derogado en el Consejo de Ministros, vinculaba la cuantía de las pensiones futuras --a partir de su entrada en vigor-- con el aumento (o recorte) de la esperanza de vida. Su diseño establecía un recorte del 0,47% de las nuevas pensiones acumulado anualmente durante cinco años, tras los cuales debía de revisarse este ajuste en función de si la esperanza de vida aumentaba o descendía. Pero según los cálculos que se hicieron en su momento acumulaban un recorte de la pensión inicial de poco más del 6% al cabo de una década. Sin embargo, la presión de los grupos parlamentarios obligó a los distintos Gobiernos a posponer su entrada en vigor, por suponer un recorte de las pensiones futuras.

Ahora, el equipo de Escrivá ha reiterado que su nuevo mecanismo de equidad intergeneracional no supondrá recortes, lo que supone un fuerte reto porque sea como sea, dicha herramienta deberá adecuar el mayor gasto futuro en pensiones a unos menores ingresos por cotizaciones, por factores demográficos.

Este mecanismo forma parte de la primera fase de la reforma de pensiones acordada entre el Gobierno y los agentes sociales, que debe estar lista antes de fin de año, tal y como se ha comprometido el Ejecutivo con Bruselas, pero aún está pendiente de concretarse.

Normas
Entra en El País para participar