Ezentis insiste en la venta de sus filiales latinoamericanas tras la ruptura de Yun Capital

Iniciará acciones legales por incumplimiento de contrato

La empresa busca centrar sus vías de crecimiento en Europa

José Elías, principal accionista de Ezentis.
José Elías, principal accionista de Ezentis.

Ezentis volverá a abrir un proceso de venta de sus filiales en Latinoamérica, tras la ruptura del acuerdo de compra por parte de Integrum, división de Yun Capital. De hecho, mantiene la consideración de activos en venta para estas unidades de negocio.

El grupo español defiende que estas divisiones mantienen su valor e, incluso, han mejorado las cuentas. Así, destacó que estas filiales registraron un aumento de sus ingresos durante el primer semestre del 3,3% interanual en euros y en moneda corriente, con un margen sobre Ebitda del 14,1%. La cartera comercial de estos países en junio de este año fue de 198 millones de euros en moneda corriente. En total, suponen algo menos del 25% de los ingresos del grupo.

Su venta se estableció en sus planes estratégicos, que pasaban por centrar las vías de crecimiento en los mercados europeos. Entre otros movimientos, Ezentis se adjudicó un contrato con el vehículo de inversión en fibra de Telefónica y Allianz en Alemania, valorado en cerca de 50 millones de euros.

En junio, Ezentis cerró un acuerdo para vender, por 43 millones de euros, las filiales en Chile, Perú, Colombia y México, con un desembolso de 37 millones tras la firma del contrato y el resto en función de una serie de obligaciones. La compañía explicó que la fecha límite prevista en el contrato de compraventa para consumar la operación, el 15 de octubre, expiró sin que se cerrase.

En su comunicación ante la CNMV, Ezentis señaló que está analizando el ejercicio de distintos mecanismos y acciones legales para hacer valer sus derechos frente a Integrum al incumplir la compra de estas filiales latinoamericanas. Entre otras opciones, la compañía estudia presentar acciones legales en EE UU.

“Integrum ha incumplido sus obligaciones bajo el contrato de compraventa, incluyendo la obligación de abonar el precio y la de proceder a la consumación de la operación. Adicionalmente, Integrum ha pretendido considerar resuelto el contrato de compraventa, lo que en opinión de Ezentis constituye un incumplimiento adicional”, explicó la compañía.

La cancelación de la venta tuvo un impacto en la cotización de Ezentis. Sus acciones cayeron ayer un 3,90%, hasta 0,27 euros. Desde principios de año, se dejan algo más de un 32%.

Antecedente de Telefónica y Millicom

Telefónica vivió en 2020 una situación similar a la de Ezentis, cuando Millicom, con la que había acordado la venta de su filial en Costa Rica, decidió cancelar la transacción, cuando ya había recibido todos los permisos regulatorios. La operadora decidió interponer acciones legales contra Millicom ante los Tribunales del Estado de Nueva York (EE UU).

Normas
Entra en El País para participar