Transporte

ILSA confía a Hitachi Rail el cuidado de sus 20 trenes en España por 737 millones

El contrato de mantenimiento de los ETR 1000 abarca 30 años y los trabajos se realizarán en Madrid

Trenes ETR 1000 en la fábrica italiana de Hitachi Rail.
Trenes ETR 1000 en la fábrica italiana de Hitachi Rail.

La segunda compañía que competirá con Renfe con servicios ferroviarios de alta velocidad en España, ILSA (Trenitalia y los accionistas de Air Nostrum), da nuevos pasos antes de su estreno en la segunda mitad de 2022. El mantenimiento de su futura flota, formada por 20 nuevos trenes ETR 1000, ha sido confiado a Hitachi Rail a través de un contrato valorado en 737 millones de euros.

El acuerdo alcanza 30 años, hasta 2052, y da continuidad al encargo de fabricación de los conocidos como Frecciarossa, que ILSA confió a Hitachi en agosto del año pasado. El servicio de mantenimiento completo será prestado en Madrid y se prevé la creación de un nuevo equipo con 75 empleados.

La oferta de trenes completamente nuevos y vanguardistas en eficiencia operativa, comodidad o diseño se ha convertido en uno de los principales reclamos de ILSA ante una creciente demanda tras la entrada de la francesa Ouigo, filial de la estatal SNCF, como alternativa a los servicios AVE y Avlo de Renfe. La tercera en liza tiene previsto estrenarse en el eje Madrid-Barcelona y dar el salto de forma casi inmediata al Madrid-Levante y Madrid-Sur.

La oferta de trenes nuevos y vanguardistas en eficiencia operativa, comodidad o diseño es uno de los reclamos de ILSA

El presidente de ILSA, Carlos Bertomeu, ha indicado a través de un comunicado que el contrato con Hitachi Rail “es un paso más en el desarrollo del primer operador privado de alta velocidad en España y acredita el compromiso de la compañía por mantener un alto nivel de exigencia tanto en la operatividad de los trenes como en el confort de los pasajeros”. El ejecutivo habla de “una prueba más del compromiso de ILSA con la conectividad, el desarrollo industrial y la generación de empleo en España”.

La creación de riqueza en este país también es uno de los argumentos destacados por el nuevo CEO de ILSA, Simone Gorini, quien buscará establecer “relaciones duraderas y de valor que con los stakeholders”. Fabricados en un 95% con productos reciclables, según ILSA, sus trenes son un ejemplo de “respeto por el medio ambiente y los principios de sostenibilidad”.

Carga de trabajo en España

Para la japonesa Hitachi Rail este contrato sirve de ancla en el mercado español tras amasar experiencia en Italia en la revisión y mantenimiento de flotas de alta velocidad y regionales.

El primero de los Frecciarossa de ILSA está ya en España participando en la fase de homologación. La empresa comenta que la segunda y tercera unidad llegarán antes de final de año. Las labores de producción son compartidas por Hitachi Rail y Alstom (antes Bombardier Transportation) en las plantas de Hitachi Rail en Pistoia (Italia) y la de Alstom en Trápaga.

Estos nuevos modelos tendrán 200 metros de longitud y 460 plazas. ILSA destaca el espacio de los asientos, la oferta de Wifi con conexión 5G y zona de bar. Este tipo de trenes comenzó a circular en Italia en 2015 y se batirán con el futuro Avril de Talgo que irá llegando a manos de Renfe a partir de 2022.

Normas
Entra en El País para participar