Redes

REE ultima la primera fase de la puja por Reintel tras recibir siete ofertas

Allianz, CPPIB, Macquarie, KKR, Ontario, Swiss Life y Munich Re, los postores. La firma elegirá a los finalistas la semana próxima

REE ultima la primera fase de la puja por Reintel tras recibir siete ofertas

Red Eléctrica avanza en la venta de una participación minoritaria en su activo estrella, su red de fibra óptica, que ostenta a través de su filial Reintel. El proceso, coordinado por Barclays y UBS, espera culminar la primera fase esta misma semana tras haber recibido siete ofertas, según indican fuentes financieras a este periódico. Y elegirán a los finalistas en la próxima semana.

La compañía presidida por la exministra de Vivienda Beatriz Corredor, en la que el Estado tiene un 20% del capital a través de la SEPI, cuenta con siete pujas ya sobre la mesa de fondos de pensiones y aseguradoras. Estas las han presentado Axa, Munich Re y Allianz, así como los fondos de pensiones CPPIB, Ontario Teachers (OTPP), Macquarie y la rama de inversión en infraestructuras del gigante del private equity KKR. El plazo para recibir más pujas terminará, en principio, esta misma semana, si bien ya los asesores de la operación realizaron una suerte de primera criba y solo invitaron a algunos de los fondos, los que consideraron con más apetito por el activo.

El grupo elegirá ahora a dos o tres ofertas como finalistas la semana que viene. Entonces se iniciará un plazo, a priori superior a un mes, en el que los finalistas trabajarán junto a sus asesores en labores de due diligence. El calendario pasa por elegir a un ganador antes de fin año.
Las valoraciones de la red de fibra óptica de Red Eléctrica rondan los 1.200 millones. La compañía aspira a vender una participación minoritaria, de hasta el 49%, por lo que obtendrá en torno a los 600 millones.

El proceso de venta de Reintel arrancó a inicios de este año con la contratación de Barclays y UBS como asesores de la operación. Pero la intervención de la CNMC puso la venta en el congelador. El supervisor que preside Cani Fernández tuvo constancia de que Red Eléctrica trataba de hacer caja una parte de Reintel y empleó sus poderes regulatorios para modular la operación.

La venta de Reintel coincide con un momento de apetito voraz de los fondos por los activos de fibra óptica en el mercado español. La semana pasada Ardian ha cerrado la adquisición del grupo Adamo, hasta entonces en manos del fondo sueco EQT, por más de 1.000 millones. También Telefónica está sondeando la incorporación de un socio a su red española. Euskaltel, por su parte, había lanzado la venta de su propia red, pero la opa de MásMóvil sobre la operadora vasca paralizó la venta.

Las operaciones en este segmento se aceleraron en 2018, cuando Cinven decidió retener la rama latinoamericana de Ufinet, de la que Enel puede ejecutar un derecho de compra este mismo año, y vender a Antin su negocio en España, sobre la que el fondo francés ha construido la firma Lyntia. Esta compañía ha realizado en los últimos años una intensa consolidación del sector y ha realizado compras como la fibra oscura de Iberdrola.

El conflicto con la CNMC

Red Eléctrica paga 36 millones a Reintel para que su filial venda servicios de telecomunicaciones a otras operadores, con el fin de rentabilizar los ingresos de la fibra que no es necesaria para prestar el servicio de distribución de energía. La cuestión que vio mal la CNMC es que en 2018 el gestor del sistema eléctrico también cedió el uso y disfrute de la fibra que necesita para operar la red de alta tensión. Es decir, Reintel cobra a su matriz por el uso de una red considerada esencial por la CNMC. Como solución salomónica, y con el objetivo de que Red Eléctrica no pueda solicitar una mayor retribución por su actividad de transporte –pagan los consumidores en sus facturas de la luz– el supervisor decidió que Reintel solo podría imputarse 8,1 millones como ingresos por actividad regulada.

Normas
Entra en El País para participar