El primer ETF de bitcóin es un test para los aficionados y los vigilantes

Invierte en futuros, no en las monedas digitales reales, y su evolución influirá en si la SEC da los siguientes pasos

Representación de bitcóins.
Representación de bitcóins. reuters

Incluso el mercado de criptodivisas tiene que ir paso a paso. El nuevo fondo cotizado de bitcóins de ProShares es una novedad en Estados Unidos. Pero invierte en futuros de bitcóin, no en las monedas digitales reales. Los fondos cotizados diseñados para poseer criptoactivos reales están todavía esperando a la Comisión de Bolsa y Valores, la SEC. La evolución del fondo lanzado el martes puede ayudar a los reguladores a decidir si dan ese paso.

Aunque existen otros fondos que ofrecen exposición al bitcóin, este es el primer ETF, una estructura que permite negociar a lo largo del día como con las acciones de una empresa cotizada. Los verdaderos creyentes en las criptodivisas podrían preferir un fondo que posea cripto directamente. Aun así, es una nueva forma de obtener una exposición negociable sin la molestia de los monederos digitales y demás.

Invertir en derivados tiene algunas ventajas. El mercado CME, que ofrece futuros de bitcóin, está estrictamente regulado, dos palabras que aún no se aplican a la multitud de mercados de criptomonedas, entre los que se encuentra Coinbase Global. Dentro de un envoltorio de ETF que también está regulado, un inversor precavido y curioso por las criptomonedas puede hacer sus pinitos con menos riesgo. Además, los futuros de CME tienen un solo precio, mientras que los intercambios de bitcóins pueden variar.

El mercado se ha vuelto lo suficientemente líquido como para dar soporte a los ETF. La exposición nocional que cambia de manos en un día alcanzó a principios de este año un máximo de más de 7.000 millones de dólares en medio del frenesí por las criptomonedas. En los últimos días, tanto el volumen diario como el interés abierto en los futuros están siendo de unos 4.000 millones de dólares, expresados en términos del bitcóin subyacente. Compárese con unos 600 millones de dólares de volumen de negocio en el nuevo ETF hasta el mediodía del martes, hora de Nueva York, según los datos de Refinitiv.

Sin embargo, el nuevo ETF podría tener costes considerables. Ello se debe a que, a medida que los contratos de futuros mensuales se acerquen a su vencimiento, el fondo tendrá que venderlos y sustituirlos por instrumentos más nuevos, que suelen costar más.

Eso se irá produciendo con el tiempo, y también se están preparando otros fondos similares. El éxito depende de lo bien que el nuevo fondo siga los precios del bitcóin, y a qué coste. Los reguladores querrán ver un comienzo ordenado de las operaciones y que no haya señales de alarma, como la volatilidad, más allá de lo que ocurra con los futuros de bitcóin. Si todo va bien, podría reducirse la resistencia a los ETF que compran criptomonedas directamente.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías