Inmobiliario

Liberty vende su sede en España y ocupará la mitad de espacio por el teletrabajo

El grupo de seguros traspasa sus oficinas de Madrid en Campo de las Naciones. El comprador es el ‘family office’ Royal Metropolitan

Sede de Liberty en Madrid, en la zona de Campo de las Naciones.
Sede de Liberty en Madrid, en la zona de Campo de las Naciones.

La aseguradora Liberty ha vendido su sede corporativa en Madrid, situada en el Campo de las Naciones, y aprovecha la operación para reducir espacio dedicado a la plantilla, ya que únicamente ocupará en alquiler la mitad del edificio debido a su estrategia de primar el teletrabajo de los empleados. De esta forma, abre un debate para otras empresas sobre el uso del espacio de oficinas tras la pandemia del Covid-19.

La operación se ha llevado a cabo recientemente en lo que la jerga del sector inmobiliario se denomina una operación off market (sin proceso abierto de venta), encargado a la consultora Savills Aguirre Newman. El comprador es el family office Royal Metropolitan, principalmente de capital latinoamericano, que invertirá cerca de 35 millones de euros en la operación.

Liberty seguirá ocupando esa sede en Madrid, uno de los edificios más reconocidos de la zona de Campo de las Naciones y ubicado en el paseo de las Doce Estrellas, pero no en un contrato habitual de sale & leaseback. Solo ocupará la mitad del inmueble de 8.000 m². El resto saldrá al mercado para buscar otros inquilinos.

Esta decisión viene por la política del grupo de seguros de apostar por el teletrabajo, según anunció en marzo. El grupo estadounidense, una de las grandes aseguradoras de EE UU, tras la experiencia del teletrabajo, aprobó para España y otros países europeos que los empleados fueran únicamente a la oficina dos días a la semana como máximo. De hecho, desde la pandemia, los trabajadores del grupo no han vuelto a la sede. Por eso, el edificio de Campo de las Naciones le queda grande y liberará la mitad del espacio. En España emplea a 1.000 personas y cuenta también con sedes, alquiladas, en Barcelona y Bilbao.

Para facilitar ese teletrabajo, la compañía aprobó una ayuda de 55 euros al mes por empleado para gastos de internet, además de aportar un ordenador portátil, un teléfono móvil y asumir los gastos de mobiliario de oficina si fuesen necesarios, según fuentes de la empresa.

“El negocio principal de Liberty Seguros no es la gestión de activos inmobiliarios y la actual incertidumbre que existe en torno al mercado de oficinas está fuera de nuestro apetito al riesgo”, apuntan desde el grupo asegurador. “Con la venta de este edificio y el alquiler de varias plantas en el mismo nos aseguramos de que disponemos del espacio necesario de forma eficiente a la par que reducimos capital y gastos para dedicarlos a otros usos más relevantes para nosotros”, añaden.

Protagonistas

Liberty es uno de los grandes grupos globales de seguros. Dispone también de las marcas Génesis y Regal. Cuenta con Juan Miguel Estallo como CEO europeo.

El comprador, Royal Metropolitan, por su parte, está dirigido por Olivia Balbuena y presidido por Francis Pons Bottino. Anteriormente se hizo en Madrid con un edificio en la calle de Fernando el Santo, utilizado por WeWork. Y vendió a La Salle la nueva sede de Repsol en Méndez Álvaro.

Normas
Entra en El País para participar