UBS advirtió a Santander de que reduciría la indemnización a Orcel si se marchaba

El presidente de UBS, Axel Weber, declaró este miércoles en la vista oral

Andrea Orcel, Ana Botín y Jose Antonio Alvarez, en una imagen de archivo.
Andrea Orcel, Ana Botín y Jose Antonio Alvarez, en una imagen de archivo. REUTERS

Axel Weber, presidente de UBS, aseguró este miércoles que advirtió a su homóloga en Banco Santander, Ana Botín, de que la entidad suiza aplicaría las directrices de no competencia a Andrea Orcel en caso de renuncia, y que, por tanto, perdería su bonus en diferido. El banquero alemán declaró como testigo en el Juzgado número 46 de Madrid, en la última sesión del juicio que se reanudó este miércoles por el frustrado fichaje del banquero italiano.

Santander anunció en septiembre de 2018 el fichaje del banquero estrella de UBS como nuevo CEO del grupo. La contratación se frustró ante la negativa de Santander a abonar una compensación a Orcel por la pérdida del bonus en UBS. El banco presidido por Ana Botín argumentó que una entidad comercial no podía pagar compensación tan elevada, de 35 millones. En enero se hizo oficial la marcha atrás en el acuerdo, y después Orcel demandó al que iba a ser su empleador.

Weber declaró este miércoles por videoconferencia en la vista oral que en septiembre dejó claro a Botín la postura del banco: “El 24 de septiembre tomamos una decisión final, que implicaba que UBS no pagaría ninguna compensación, que se aplicaría un periodo de carencia de seis meses y que, obviamente, Santander se consideraría un rival”, indicó al juez. En enero de 2019, UBS informó a Bloomberg sobre la política interna de no pagar el diferido cuando un empleado se marcha a otra entidad financiera.

Botín declaró en mayo que sí supo de la postura de Weber, pero que el entonces CEO de UBS, Sergio Ermotti, no era de la misma opinión. Con el bonus, Orcel no habría requerido una compensación a Santander, lo que podría haber salvado el acuerdo. Pero Santander no supo oficialmente de la decisión final hasta mediados de noviembre, declaró Botín. La presidenta de Santander argumentó que la oferta de septiembre, en la que se basó el anuncio de fichaje, no era vinculante.

Di Bernardini

Por su parte, el exdirector de recursos humanos de Banco Santander Roberto Di Bernardini (en contacto con Orcel durante las negociaciones), afirmó este miércoles en el juicio que el italiano transmitió al banco que esperaba conseguir que UBS asumiese gran parte del bonus. Orcel solicitó inicialmente una compensación de 112 millones de euros y la readmisión como CEO de Santander. Una petición que rebajó a 77 millones tras ser nombrado CEO de UniCredit. Está previsto que las partes presenten sus conclusiones finales del juicio el 5 de noviembre, informa Efe.

Normas
Entra en El País para participar