Energía

S&P hace limpia en su índice de renovables y expulsa a Audax y a Enel

El gestor del selectivo mantiene a Iberdrola, Siemens Gamesa y Solaria

S&P hace limpia en su índice de renovables y expulsa a Audax y a Enel

La gestión pasiva, con los fondos cotizados (ETF) como punta de lanza, ha sido una de las claves de bóveda de las perturbaciones de los valores de energía renovable en Bolsa en este ejercicio. El índice de referencia del sector –el S&P Global Clean Energy– sufrió una fuerte reforma el pasado abril, al pasar de 30 miembros del viernes a más de 80. Pero el gestor del índice acaba de ejecutar otra revisión y ha expulsado a 15 compañías, entre ellas a la española Audax, centrada en la comercialización de energía, y a la italiana Enel. En síntesis, las aparta del selectivo porque no son suficientemente limpias. Permanecen Iberdrola, Siemens Gamesa y Solaria.

Desde este lunes, 15 compañías han abandonado el S&P Global Clean Energy. Son China Longyuan, que cotiza en Hong Kong, TransAlta Renewables (Canadá), Albioma (Francia), Idacorp (Estados Unidos), Drax (Reino Unido), Avista (Estados Unidos), Allete (Estados Unidos), NextEra Energy (Estados Unidos), Eolus Vind (Suecia), Audax Renovables (España), Hyundai Energy (Corea del Sur), Xcel Energy (Estados Unidos), Enel (Italia), Hawaiian Electric Industries (Estados Unidos) y PG&E (Estados Unidos).

AUDAX RENOVABLES 1,27 0,63%

Standard & Poor's señala en un comunicado que, "con el fin de aumentar la diversificación del índice, mejorar la transparencia, reducir aún más la huella de carbono y alinear su metodología  con las tendencias del mercado y las normas de inversión sostenible, S&P ha incorporado  varios cambios".

En primer lugar, el gestor permitirá la inclusión de empresas de mercados emergentes. También ha modificado el universo que puede seleccionarse para empresas de servicios públicos. Y ha incluido varios criterios de exclusión  y ha modificado el mínimo de emisión neta de dióxido de carbono (CO2).

Este selectivo es el espejo en el que se mira el mayor ETF del sector, el iShares Global Clean Energy, con un patrimonio de 5.700 millones de dólares (unos 4.900 millones de euros). La reestructuración del índice, anticipada desde diciembre del año pasado, ha sido una fuente de alta tensión para el sector. Y su última revisión, efectiva desde el lunes 18 de octubre, ha pasado factura a los valores que están fuera. Audax cayó el lunes un 2,82% y Enel, un 0,19%.

Normas
Entra en El País para participar