Transporte

El Gobierno ultima un plan de peajes en autovías para debatirlo con el sector del transporte

La ministra de Transportes habla de tarifas "rigurosas, sostenibles y justas"

El Gobierno ultima un plan de peajes en autovías para debatirlo con el sector del transporte
EL PAÍS

El Ministerio de Transportes avanza en el análisis del modelo de pago por uso que será implantado en las carreteras españolas de alta capacidad. Así lo ha manifestado este mediodía la ministra Raquel Sánchez en rueda de prensa, donde se ha dado escasos meses para tener sobre la mesa una propuesta. Tras ello, ha anticipado, "se abrirá un debate con agentes sociales, económicos y territoriales, y también con el transporte por carretera", para terminar de dar forma a los futuros peajes.

España tiene comprometida con la Comisión Europea, dentro del Plan de Recuperación, la tarificación de las autovías como muy tarde a primeros de 2024. Antes, ha dicho Raquel Sánchez, se buscará consenso con las fuerzas políticas."No queremos demorar la presentación del modelo, pero tenemos margen para aplicarlo", ha señalado, "se trata de que sea conocido para dar tranquilidad al transporte".

La ministra ha afirmado que se trata de garantizar un correcto estado de conservación de la red de vías de alta capacidad, al tiempo que se busca armonizar la política española de carreteras con la del resto de la UE: "Hasta 24 Estados de la Unión Europea tienen sistemas de tarificación", ha recordado.

Otra idea en la que se ha hecho hincapié es en la necesidad de implantar un sistema que no establezca agravios territoriales: "Será un sistema sostenible, riguroso y justo".

Esta mañana había sido el secretario General de Infraestructuras, Sergio Vázquez, quien había señalado que "el modelo de que toda nuestra red viaria sea gratis no es algo que suceda en Europa". Este alto cargo de Transportes también se ha referido a la necesidad de llegar a un consenso político durante su intervención en el foro "Conversa", organizado por la Ser en Galicia.

Ya en la víspera, el lunes, la secretaria de Estado de Infraestructuras, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, había apelado en Pontevedra a "no aplazar más" la aprobación de una tasa de uso en las autovías españolas. Durante la inauguración del Simposio Nacional de Vías y Obras de la Administración Local, que acogió la Diputación Provincial, Pardo de Vera defendió que este modelo de "pago por uso" permitirá ofrecer una solución al "creciente déficit" en materia de conservación de carreteras.

El deseado acuerdo con la oposición se antoja prácticamente imposible. El Partido Popular, que tuvo en estudio el pago por uso mientras gobernó Mariano Rajoy, habla de “impuestazo” o de “nuevo hachazo fiscal”.

El proyecto de Presupuestos Generales contempla, por segundo año consecutivo, más fondos para la conservación de carreteras que para obra nueva: 1.371 millones en mantenimiento de los 2.463 millones previstos para 2022. Con ello, y con la futura imposición de peajes blandos, se trata de rebajar el déficit inversor en preservar en buen estado más de 17.000 kilómetros de red de alta capacidad.

1.000 millones para las Comunidades

Contra el CO2. El Gobiermo ha aprobado la transfusión de 947,5 millones en ayudas del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia a las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla para impulsar la implantación de zona de bajas emisiones en entornos urbanos, descarbonizar la movilidad y digitalizar el transporte. Esa cifra se verá completada en 2022 con otros 62,5 millones.

Destinatarios. Este dinero financiará hasta el 100% de las actuaciones que se ejecutarán prioritariamente en municipios de más de 50.000 habitantes.

Lluvia de fondos. El cheque llegará en los próximos meses a las CC AA con cargo a 2021, y estas, a su vez, pueden transferir a sus consorcios de transportes.

Normas
Entra en El País para participar