El PSOE envía un mensaje de unidad en su 40 Congreso Federal

Los expresidentes socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero participan en la jornada que se celebra este sábado en Valencia

José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez y Felipe González, en el Congreso Federal del PSOE.
José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez y Felipe González, en el Congreso Federal del PSOE.

El PSOE celebra este sábado su 40 Congreso Federal en Valencia. Una jornada clave en la que el partido quiere exhibir su unidad interna y reforzar así su liderazgo de cara a las próximas citas electorales. Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, recibidos con ovasión, participan en el encuentro que reivindica el pasado y el presente del partido y sentará las bases para las próximas elecciones generales y la mayoría de las autonómicas, previstas en 2023. También el excomisario de economía en la UE, Joaquín Almunia.

La intención es reforzar el mensaje de unidad que el partido socialista pretende afianzar en esta cita que reúne a los barones, ministros y exdirigentes. Para una muestra de esa reconciliación, el abrazo entre los dos históricos del partido, González y Zapatero, y Sánchez. Zapatero ha repetido en su intervención que es un PSOE que solo piensa en el futuro de España y que es el centro de gravedad de la política española, un partido necesario. 

Mientras que González, que ha defendido el régimen del 78, ha dicho que está disponible y ha ofrecido a Sánchez su lealtad con un proyecto que encabezó durante 23 años, pero con libertad para ser crítico. "Yo no interfiero, estoy disponible. Ni siquiera pretendo que se tome en cuenta mi opinión". Además, ha defendido la gestión del Ejecutivo durante la pandemia.

El PSOE envía un mensaje de unidad en su 40 Congreso Federal

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha reivindicado en su intervención el liderazgo de Pedro Sánchez. En tanto, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha mostrado convencido de que el trabajo del Gobierno permitirá al PSOE remontar en las encuestas y ha afirmado que ni el líder del PP, Pablo Casado, ni la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ponen en peligro el liderazgo de Pedro Sánchez.

Grande-Marlaska, a su llegada al cónclave, se ha referido al sondeo del CIS hecho público este viernes en el que el PP recorta tres puntos su distancia con los socialistas. A su juicio, "el trabajo serio" del Gobierno y del PSOE durante tres años permitirá tener mejores resultados que los que auguran las encuestas."Eso es lo que realmente cuenta y lo que los ciudadanos valoran", ha añadido.

Al plantearle si el liderazgo de Sánchez puede estar más en peligro por Pablo Casado o por Yolanda Díaz, ha respondido tajante: "Por ninguno de los dos". "El liderazgo de Pedro Sánchez en este país es muy sólido, muy firme y tiene mucho futuro", ha asegurado.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, se ha referido también a la presencia de Felipe González en el 40 Congreso socialista. "Igual que reclamamos la cohesión intergeneracional en nuestro país, hay que practicarla entre el socialismo", ha subrayado antes de asegurar que esa relación siempre es enriquecedora y que las nuevas generaciones socialistas tienen muy buen ejemplo en otras anteriores que transformaron el país.

Nueva etapa

Mientras que la expresidenta andaluza, Susana Díaz, ha acudido este sábado a la inauguración o tras hablar por teléfono con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre su asistencia: "A él le alegra que yo esté aquí, y a mí me alegra que él se alegre de que esté aquí".

Díaz se enfrentó a Sánchez en las primarias previas al anterior Congreso Federal, en 2017, y acaba de ser derrotada por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en el proceso para elegir al secretario general del PSOE en Andalucía.

Sin embargo, en declaraciones a los medios a su llegada al Congreso Federal, ha dicho que ha acudido a este cónclave, que tiene lugar del 15 al 17 de octubre en Valencia, para participar en esta nueva etapa de unidad en el partido.

Según ha revelado, habló por teléfono hace alrededor de una semana con el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, aunque no ha concretado quién llamó a quién. En la conversación, comentaron que se verían en Valencia porque estaba "bien que estuvieran todos aquí" y era "muy importante que el PSOE estuviera unido".

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Congreso socialista que se celebra este sábado en Valencia.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Congreso socialista que se celebra este sábado en Valencia.

"Si necesita que esté aquí, soy la primera que estoy", ha dicho. Preguntada si cree que Sánchez a sido generoso con ella, ha respondido que lo que quiere es que "sea generoso con España y el PSOE". "Lo voy a ayudar siempre, a veces he estado de acuerdo, a veces no, pero quien entiende la política como una vocación lo vive así", ha sostenido.

Sobre la crisis del PSOE de 2016 que acabó con la dimisión de Sánchez como secretario general tras su negativa a apoyar la investidura de Mariano Rajoy (PP) como presidente del Gobierno, ha dicho que esa etapa "ya pasó", aunque ha reconocido que fue "un proceso difícil" en el que "se enfrentó mucho a los compañeros y se dividió mucho al partido". Ahora, ha apuntado, "la gente merece que el partido esté unido".

"Nos necesitamos unidos, siempre que esté en mi mano voy a ayudar para esa unidad", ha declarado Díaz, que asegura que va a ayudar a Juan Espadas "siempre". Por otro lado, ha agradecido la asistencia este sábado en el Congreso de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, que son "un lujo para el PSOE y para España.

Calvo llama a que España acabe con la prostitución

La exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en el centro, acompañada por la delegación de Andalucía a su llegada al Congreso Federal del PSOE.
La exvicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en el centro, acompañada por la delegación de Andalucía a su llegada al Congreso Federal del PSOE.

La exvicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha reivindicado este sábado que España se "vista de dignidad delante del mundo" y lidere la abolición de la prostitución, de la misma manera que lideró los matrimonios entre personas del mismo sexo y luego le siguieron muchos países del mundo.

Calvo se ha pronunciado así a su llegada al 40 Congreso del PSOE, donde ha confesado que recibió "de corazón a corazón" y valoró mucho la ovación que le brindaron este viernes sus compañeros de partido y que hizo que se le saltaran las lágrimas.

Preguntada sobre si se va a abolir la prostitución, como plantea la ponencia del partido e incluso hay enmiendas que reclaman que se haga ya, ha señalado que España "tiene que hacer ese trabajo" porque tiene "un gran problema de prostitución", más que otros países, y por ello le toca afrontarlo.

Para Calvo, España tiene que liderar el acabar con el "crimen organizado de tráfico de seres humanos y de abuso de los derechos humanos de las mujeres" que es la prostitución, y ha reivindicado: "Lo vamos a hacer, y no lo vamos a hacer solo las mujeres abolicionistas y las socialistas; lo tenemos que hacer todos y los barones son los que más nos tienen que ayudar".

Respecto a cómo vivió el largo aplauso de sus compañeros de partido en la primera jornada del congreso, ha indicado que supone una "'rara avis' en la política", donde a veces se da la imagen de "mucha dureza" y sin embargo el partido "tiene mucho corazón".

"Lo valoré mucho porque llevo toda mi vida en el feminismo, toda mi vida en el socialismo andaluz y español", ha indicado la dirigente socialista, quien ha considerado que es bueno que la gente sepa que son "ciudadanos normales y corrientes".

"Que nos queremos, que peleamos por las ideas, que gestionamos los interés de los ciudadanos, pero que somos tan normalitos como que me salieron muchas lágrimas", ha manifestado Calvo, quien ha reivindicado que acude al cónclave con su carné de militante para seguir trabajando por el proyecto de este país, que necesita "mucha democracia y mucho socialismo".

Ábalos: "Aún no he hablado con Sánchez"

El exministro y exsecretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha llegado este sábado al Congreso Federal del PSOE "encantado" de participar en este cónclave sin responsabilidades, y ha afirmado no necesitar ningún tipo de reconocimiento por su labor en el Gobierno ni en el partido.

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la Feria Valencia, Ábalos, quien salió del Gobierno el pasado mes de julio y dejó sus responsabilidades en el partido, ha afirmado no haber hablado todavía con Pedro Sánchez, y no venir con intención de hacerlo en este cónclave.

"Simplemente vengo al congreso", ha afirmado Ábalos al ser preguntado por si tiene pensado hablar con el presidente del Gobierno y líder del PSOE, y ha afirmado haberse sentido "siempre bien tratado" por su partido y que cuando uno está en el PSOE "está para la función que corresponda".

Ábalos ha destacado que es la primera vez en 27 años que no viene a un congreso "ni como delegado" y lo hace "muy cómodo" ya que se trata de su partido y "encantado", pues cree que está bien disfrutar de un congreso "sin demasiada faena".

"Es como más se disfruta", ha manifestado, y ha dicho no necesitar ningún reconocimiento ni protagonismo en este cónclave. "No necesito nada. Estamos todos para servir y si tenemos la conciencia tranquila de haber servido, el mayor reconocimiento que uno pueda tener es ese", ha señalado.

Ha negado que este congreso se haga en Valencia por él. "Se hace en Valencia porque Valencia lo merece, no por nadie", ha indicado, y sobre la cena que anoche celebró en la ciudad del Turia, ha explicado que fue "una cena de amigos".

Ximo Puig: "La socialdemocracia nunca jamás se ha ido"

El secretario general del PSPV-PSOE y presidente del 40 Congreso del PSOE, Ximo Puig, ha alertado este sábado de que la socialdemocracia "no ha vuelto, porque nunca jamás se había ido", sino que siempre ha estado ahí.

"Nos importa mucho más adónde vamos que de dónde venimos: no es 1492 y las viejas nostalgias imperiales, es 2022 y la agenda 2030 para superar desigualdades", ha señalado Puig tras la elección de la mesa del cónclave, en la que le acompaña María Eugenia Limón (Andalucía) como vicepresidenta, y como secretarios Daniel Serradas (Castilla y León), Clara Sierras (Asturias) y Sandra Guita (Cataluña).

Tras mostrar la solidaridad con La Palma, Puig ha recordado que Valencia fue hace 85 años capital española de la libertad, la justicia social y la democracia, y ha expresado su deseo de que "aquel faro de esperanza entre tinieblas irradie su luz, su dignidad política y su capacidad transformadora sobre este congreso de cohesión".

Ha asegurado que el PSOE "va a ser garante de los grandes consensos" alcanzados por la sociedad española, como el Estado de las autonomías, el europeísmo, igualdad, el respeto a la diversidad y la concordia social, en contraste con los partido que se autodenominan de gobierno, pero después no actúan con lealtad ni responsabilidad institucional.

Puig ha llamado a consolidar una etapa socialdemócrata, a ser "un flotador que salve en altamar y también la lancha motora que nos lleve a la costa con una recuperación justa y ambiciosa", y ha defendido que el mandato que tienen es abordar los problemas reales de la gente y buscar las mejores soluciones.

El también president de la Generalitat ha reivindicado por qué son socialistas: por la suma del ejemplo de Pedro Zerolo, Carmen Alborch, Carmen Chacón, Ernest Lluch o Alfredo Rubalcaba, y porque transforman, mejoran la sociedad y avanzan, siempre al servicio de la sociedad.

Normas
Entra en El País para participar