Netflix y Tesla resistirán peor la subida del rendimiento de la deuda

Facebook, Apple y Alphabet tienen más flujo de caja libre a corto plazo

Logos de Google y Apple.
Logos de Google y Apple. reuters

La subida de los retornos de la deuda de EE UU suele ser el enemigo de los inversores en tecnología. Pero algunas empresas tienen menos que temer.

Cuanto más suben los retornos de referencia, menor es el valor del flujo de caja libre futuro. Por eso las acciones han bajado a medida que la preocupación por la inflación y la perspectiva de una política monetaria más estricta han impulsado el bono a 10 años por encima del 1,6%, desde el 1,3% de mediados de septiembre. Morgan Stanley prevé nuevas subidas, hasta el 2% a mediados de 2022.

El golpe a las valoraciones podría ser dramático. Las firmas del S&P 500 generarán en conjunto 1,3 billones de dólares de flujo de caja libre este año (excluyendo bancos y otras empresas sin estimaciones). Tienen un valor combinado de 39 billones. Suponiendo un crecimiento del 2% en el flujo, en línea con la previsión de PIB a largo plazo de la Fed, la tasa de descuento implícita es del 5,5%. Si sube al 6%, el valor combinado caería un 15%, utilizando la fórmula del valor actual. Las tecnológicas cuyos mejores días se prevén en un futuro lejano lo harían aún peor.

Pero algunos de los gigantes tecnológicos de rápido crecimiento actual también tienen un prodigioso flujo de caja libre a corto plazo. Facebook generará 133.000 millones de efectivo en tres años. Con una tasa de descuento del 5,5%, el valor actual es de 123.000 millones: el 14% de su valor empresarial, de 866.000 millones. El mismo ratio para las firmas del S&P 500 es del 11%. Es decir, una mayor parte de la valoración de Facebook está respaldada por el flujo de caja libre a corto plazo que la del mercado en general. Lo mismo ocurre con Apple y Alphabet, cuyos flujos a tres años sumarían el 12% del valor actual. Eso les da un mayor colchón si el aumento de los retornos asusta a los inversores en acciones.

Es lo contrario para Netflix y Tesla, cuyos ratios serían del 1% y el 2%. Uber también parece vulnerable, con un 2%. Sus altas valoraciones se basan en esperanzas lejanas. A medida que las tasas de descuento suben, las tecnológicas con poca liquidez son las que tienen más opciones de desplomarse.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías