Así han logrado transformarse estas empresas gracias a la digitivación

La digitalización de los negocios es necesaria para la recuperación y reactivación de la economía. Las medianas y pequeñas compañías tienen la palanca del crecimiento

Así han logrado transformarse estas empresas gracias a la digitivación

La recuperación económica tiene dos pilares: la sostenibilidad y la digitalización. Todos los sectores deben enfocar sus estrategias hacia estas dos vertientes que, aunque no son nuevas, el Covid-19 ha acelerado su necesidad de implantación. En el caso de España, las pequeñas y medianas empresas tienen un papel crucial en la recuperación, ya que suponen casi el 100% del tejido empresarial y dan trabajo a 2,3 millones de personas.

La economía ya está dando pasos hacia la mejora, y las expectativas de crecimiento de la mediana y pequeña empresa son las mejores desde el segundo semestre de 2018. Según el último informe de Grant Thornton Pulso de la Mediana Empresa Española el porcentaje de directivos optimistas sobre la evolución de sus negocios se ha triplicado desde diciembre de 2020, protagonizando el mayor rebote de su serie histórica al pasar del 24% al 60%.

La consultora apunta a que el resultado se debe en parte a la situación sanitaria, que ha mejorado notablemente tras la vacunación, y a la tramitación y reparto de los 140.000 millones de euros de fondos Next Generation, de los que España ya ha recibido el primer cheque de 9.000 millones.

Se abre una oportunidad única para las empresas, y Luis Pardo Céspedes, consejero delegado de Sage para España y Portugal, considera que “es necesario aprovechar este paquete de medidas para transformar una economía debilitada tras el paso del coronavirus”. En su opinión, “para que las pymes puedan crecer y competir en un entorno cada vez más digital y global es necesario dotarlas de las herramientas necesarias para potenciar su eficiencia”; solo así, la pyme podrá crecer con escalabilidad y sostenibilidad.

Sage acuñó el término digitivación para referirse a la recuperación económica a través de la digitalización y reactivación económica; un concepto que aúna transformación, rapidez, agilidad, flexibilidad, sostenibilidad y calidez humana, y que puede contribuir a que el PIB crezca un 1,8% más de forma anual hasta 2025.

Las medianas empresas son campeones ocultos. Así las definía en la década de los noventa el economista Hermann Simon, para referirse a aquellas que eran líderes en sus sectores (champion), pero desconocidas en el mercado (hidden). Para salir de esa sombra, estas compañías precisan de la mejor herramienta: la tecnología.

A continuación, se muestran cuatro ejemplos de medianas compañías que están creciendo y avanzando hacia un modelo de negocio más digitalizado. Son empresas que han apostado por la digitivación sin renunciar a su esencia tradicional, que han sabido ver una oportunidad. 

Don Ibérico

El Covid-19 desplomó el sector con cifras de ventas hasta mínimos históricos. Don Ibérico se dedica a la producción de jamones, paletillas, lomos y embutidos artesanos de cerdo ibérico que se comercializan en tiendas gourmet de España, Holanda, México y Japón.

En su proceso de modernización y adaptación al nuevo entorno fue fundamental identificar las fases que podrían mantener como hacía décadas. Algo tan simple como la mezcla de productos con las manos era algo que le aportaba diferenciación y calidad en su actividad.

Plato de jamón ibérico.
Plato de jamón ibérico.

Desde Don Ibérico reconocen que con las soluciones de gestión empresarial que implantaron con la ayuda de Sage fue más fácil que una parte de los empleados pudiera turnarse y operar desde casa durante el confinamiento. Además, pasaron a controlar digitalmente el stock y la gestión de compras y ventas, y a abrir una tienda online directamente al cliente final. Las soluciones de Sage también les permiten anticiparte a posibles errores de producción y distinguirse aún más sobre sus competidores.

Desde hace dos años, Don Ibérico gestiona de manera 100% digital pieza a pieza y todo tipo de procesos. La entidad también está muy implicada en la sostenibilidad. Además del bienestar de los animales, la digitalización les permite realizar tareas de mantenimiento de los jamones que ayudan a evitar, por ejemplo, plagas sin utilizar productos químicos.

La compañía se ha recuperado en términos de facturación, en parte gracias a la gran aceptación de su tienda online, un canal de venta en la que confía en buena parte su crecimiento futuro.

Bodegas Campos

El restaurante situado en Córdoba factura en la actualidad 7 millones de euros y emplea a 100 personas. Cuando el negocio adquirió un volumen considerable en ventas y producción, el equipo directivo decidió implantar una solución de gestión de cocinas en la nube, adaptando el software a muchos de los procesos y facilitando el acceso a los trabajadores con independencia de donde estuvieran.

El objetivo era controlar al mínimo detalle la gestión de eventos y la producción alimentaria, incluyendo compras, procesos de elaboración y entregas, y el control de calidad. Todo ello, sin perder el gusto por lo tradicional y la cultura de la localidad.

De la mano de Sage consiguieron el cambio, que ha sido determinante para el avance del negocio y que además ha incrementado su capacidad de análisis para conocer el retorno de cada inversión y las implicaciones que supondrán futuros proyectos. El resultado son mayores cotas de eficacia y de eficiencia.

3DBiotech

Fran Conde, CEO de ·3DBiotech.
Fran Conde, CEO de ·3DBiotech.

Aprovechó el confinamiento para digitalizar la empresa con la propuesta de Sage. El ahorro en tiempo y recursos le permitió volcarse en la investigación para crear tejido humano o hueso a partir de células madre con impresoras 3D. En este momento, la empresa desarrolla sistemas digitales basados en tecnologías 3D orientadas al sector protésico-dental, clínico y hospitalario.

Durante el confinamiento trabajaron para reconstruir el negocio y apostar por el futuro. La solución pasaba por interconectar todos los departamentos en una solución digital integrada. Con ello, pueden aunar acciones diversas como el análisis de ventas, el control de pedidos, y el análisis financiero y de todas las estrategias de marketing; todo esto facilita la toma de decisiones acertadas en muy poco tiempo.

Para la empresa, la digitalización no es automatización. Para desarrollar su actividad siguen haciendo falta personas que comanden decisiones y aporten ideas, con la diferencia de que ahora tienen a su alcance más información. Eso ahorra tiempo y dinero.

La digitalización en 3DBiotech se nota en la rapidez a la hora de poner en marcha un pedido o servicio técnico o de realizar un seguimiento, y en la seguridad que transmite al cliente. Después de un ERTE que afectó al 80% de la plantilla por el Covid-19, la empresa ha recuperado a toda la plantilla y creado nuevos puestos de trabajo para potenciar el desarrollo tecnológico.

Heredad de Monteagudo

Heredad de Monteagudo se localiza en Torrenueva (Ciudad Real), la segunda región española exportadora de aceite de oliva, con casi medio millón de hectáreas dedicadas a la producción y casi 300 almazaras.

La empresa está centrada en la transformación, envasado y comercialización de aceite de oliva. Su facturación anual alcanza los seis millones de euros y tiene presencia en 25 países. A pesar del excelente desarrollo de su negocio, precisaba de un control de gastos y del acceso a los datos de producción en planta en tiempo real para garantizar la máxima calidad del proceso y producto final.

En 2019 la dirección se decantó por una solución de software de gestión empresarial integral, personalizable y conectado a la nube. El objetivo era automatizar todos los procesos de planta y mejorar la trazabilidad del aceite a través de la gestión unificada.

Con esta implantación tecnológica –aportada por Sage–, cada empleado recibe una orden de trabajo en tiempo real. Asimismo, la compañía dispone de un programa específico para el escaneo de las facturas que automatiza la lectura y mecanización en un alto porcentaje, lo que favorece una gestión sin papeles, de forma más rápida y a la vez sostenible.

Heredad de Monteagudo aprovechó el proceso de digitalización para renovar su identidad de marca y lanzar una nueva página web. De forma paralela incluyó un canal de venta online controlado directamente desde el software.

De cara al futuro más inmediato, y cuando la cobertura de telecomunicaciones sea idónea en la zona, el siguiente objetivo es la nube para aprovechar todas las capacidades que ofrece la integración del software y mejorar el acceso a la información del negocio.

José Luis Martín-Zabala, vicepresidente de venta indirecta de Sage España, desvela que “la pandemia ha sido aprovechada por siete de cada 10 empresas españolas para impulsar la transformación digital, pensando en la digitalización como en una inversión necesaria y no como un coste o proyecto más. De hecho, las empresas digitalizadas han presentado una mayor resiliencia, con una caída de ingresos hasta 10 puntos menor que las no digitalizadas”.

Normas
Entra en El País para participar