Los neobancos acaparan ya el 29% del mercado de la banca digital en España

El español Rebellion Pay es el que más crece desde 2019, frente a Bnext que es el único que pierde cuota

En dos años las fintech han crecido un 62% en el país

Los neobancos acaparan ya el 29% del mercado de la banca digital en España pulsa en la foto

Las fintech acaparan cada día más cuota de mercado que arañan a la banca tradicional. Hasta ahora el principal negocio de estos neobancos se centraba en los medios de pago, pero poco a poco van ampliando el abanico de sus productos y han comenzado a ofrecer cuentas nóminas, y en breve comenzarán a generalizar ofertas de crédito, según los planes estratégicos con los que cuentas estas firmas digitales.

De momento, ya acaparan el 29% del mercado de la banca digital en España, ayudados también por el Covid, ya que la pandemia ha acelerado en varios años la digitalización de los clientes bancarios, y han perdido el miedo a operar en estas plataformas.

El secreto del avance de estos neobancos frente a la banca tradicional, no obstante, se debe a su reducido coste. Se trata de compañías, en muchos casos startups, que operan en el sector bancario de manera completamente digital, consiguiendo así importantes reducciones de costes que se traducen en ahorro de comisiones, cobros por servicio muy bajos o incluso inexistentes, explica Smartme, la compañía de data observacional, que acaba de realizar un análisis de la evolución de estas entidades en España con datos de los principales protagonistas en el mercado.

Europa

En Europa, los neobancos han tenido una muy buena acogida, principalmente en países como Reino Unido o Alemania, donde tienen su origen algunos de ellos. En España, aunque la más veterana llegó en 2015, fue en 2019 cuando comenzó su expansión en este país. Entonces tenían una cuota de mercado del 18%, pero a día de hoy ya alcanzan el 29% reflejando un crecimiento del 62% en los dos últimos años, según recoge el informe de Smartme.

Al evaluar este crecimiento de forma individual, Revolut, la compañía de origen británico, es la que acapara la mayor cuota de mercado en 2021 (10%), seguida de N26 (9,3%), Rebellion Pay (9%) y Bnext (4,8%). Sin embargo, la española Rebellion Pay destaca sobre todas al crecer un 172% entre 2019 y 2021, seguida de N26 (102%), Revolut (76%) y Bnext, la única de las analizadas que pierde un 48% cuota de mercado respecto a 2019.

Al observar el perfil de los clientes de estos neobancos se comprueba que aún siguen siendo firmas utilizadas por los más jóvenes, que ahora tienen un menor poder adquisitivo, pero también son los potenciales futuros clientes de la banca tradicional.

Así, es entre los jóvenes entre 25 y 34 años donde este modelo bancario está más extendido, con un 34% de cuota. Los neobancos nacieron como la banca para millennials, una generación decepcionada con las marcas tradicionales, que no quiere ir a sucursales ni hacer colas, y que prefiere realizar sus operaciones a través de una ‘app’ en su teléfono móvil.

Sin embargo, es en los jóvenes de entre 18 y 24 años, la llamada generación Z, donde más se está popularizando este tipo de aplicaciones de banca digital. En esta franja de edad, el uso de los neobancos ha crecido un 79% con respecto a 2019, acaparando un 27% del mercado.

Por comunidades autónomas, Canarias es la que cuenta con un mayor porcentaje de personas que utilizan estas aplicaciones (37%), seguida de Cataluña (32%) y Castilla y León (31%). La Comunidad de Madrid, sin embargo, se encuentra en el sexto puesto, con un 27% de penetración y País Vasco es la región en la que este tipo de aplicaciones tiene menor penetración, aunque alcanza ya un 19%.

Coste cero

Estos bancos ofrecen cuentas bancarias y tarjetas a coste cero, con beneficios y bonificaciones para los clientes. Así, el estudio refleja la caída de Bnext, la única firma de las analizadas que pierde hasta un 48% de cuota de mercado respecto a 2019, quedándose con un 4%. Esto se debe a que en 2020, Bnext cambió la estructura de su negocio para ofrecer sus ventajas únicamente a los usuarios premium y, como respuesta, muchos clientes dejaron la aplicación.

Los españoles hasta ahora utilizaban estos servicios como complemento a la banca tradicional, ya que les ofrecen una flexibilidad y unas ventajas que, por su estructura, los bancos de toda la vida no pueden igualar” apunta Lola Chicón, CEO de Smartme. “Sin embargo, debido a su aumento en popularidad estos dos últimos años, con entidades que ya ofrecen IBAN español o domiciliaciones, se están posicionando como un fuerte rival a batir para las entidades más tradicionales”.

Entrevista con la CEO de Smartme: "Los neobancos se apoderarán cada vez más de la cuota de los bancos"

¿Qué crecimiento futuro espera en España de los neobancos?

La tendencia se mantiene en crecimiento sostenido durante los últimos tres años para todas las apps de neobanca que mantienen el mismo modelo de negocio, es decir comisiones y cobros de servicio cero. Teniendo en cuenta el crecimiento en las generaciones más jóvenes, es de esperar que los neobancos se mantengan al alza y apoderándose cada vez de más mercado frente a la banca tradicional.

¿Cuál cree que será el producto estrella por el que los neobancos engancharán a los clientes en el mercado español?

Es difícil decirlo, porque no hemos realizado este análisis. No obstante, al contar con una comunidad propia podríamos preguntar a la misma base de usuarios monitorizados para conocer qué productos o servicios demandan. Quizás donde lleven una ligera ventaja al resto de la banca más tradicional es en el pago móvil, llegando rápidamente a acuerdos para estar presentes en las principales aplicaciones como Google Pay. Además, simplificar los métodos de inversión les puede dar un gran impulso como ya observamos con Revolut.

Muchos de estos neobancos no dan créditos. ¿Espera que se amplíe esta actividad al resto de los neobancos?

Ahora mismo los servicios que pueden ofrecer los neobancos están limitados, pues los servicios de crédito solo los pueden ofrecer entidades con licencia bancaria y la mayoría de ellos funcionan con licencia de Entidad de Dinero Electrónico (EDE). El proceso de acreditación como entidad bancaria es largo y complejo, y tiene que ser validado por la autoridad nacional competente, el Banco de España en nuestro país, y en el caso de Europa también por el Banco Central Europeo. Por ejemplo, N26 ya funciona como banco autorizado por el BCE y la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania, lo que le da la posibilidad de ofrecer este tipo de servicios y de momento funciona bien.

Sin embargo, normalmente los usuarios conciben la neobanca como un complemento a la banca tradicional, y, por la experiencia de Bnext, no parecen dispuestos a cambios en el tipo de servicio si implican cargos, así que habrá que ir viendo cómo se comportan los usuarios a medida que evoluciona de la neobanca.

¿El perfil del usuario está cambiando?

No del todo, siguen siendo las generaciones más jóvenes, un perfil urbanita y cosmopolita, gente que no está acostumbrada a ir a una sucursal bancaria y que si puede hacer sus gestiones por una aplicación siempre lo elegirá como la primera opción. La neobanca nació con los Millennials como target, pero la siguiente generación, la llamada Generación Z, son incluso más digitales.

Tras la caída de whatsapp, Facebook o Instagram, ¿cree que los clientes pueden perder cierto interés en operar con la banca digital?

No, al final cuanto más digitales nos volvemos más posibilidades existen de que ocurran estas situaciones. Este tipo de caídas ocurren de manera muy puntual, casi anecdótico, por eso generan tanto ruido. Sin embargo, los beneficios de la banca digital continúan siendo palpables y dudamos que se produzca un cambio de tendencia.

Normas
Entra en El País para participar