China

Dos inmobiliarias chinas más siguen el camino de Evergrande

Fitch Ratings, Standard & Poors y Moody’s han degradado las calificaciones de ambas Fantasia y Sinic Holdings

Edificio de Evergrande en China  AP
Edificio de Evergrande en China / AP

Nuevo golpe al sector inmobiliario chino. Otros dos gigantes del sector, Sinic Holdings y Fantasia Holdings, han seguido el camino de Evergrande y han anunciado este lunes el impago de sus deudas. La calificadora Fitch Ratings ha degradado la calificación de crédito de Sinic a “C” y la de Fanstasia a “RD”. Este golpe se suma a anteriores bajas en sus calificaciones por parte de S&P y Moody’s, lo que ha disparado las alertas sobre el alto riesgo de defraudación por parte de las constructoras.

Fantasia Holdings no pudo honrar el pago de una deuda de 205,65 millones de dólares (177 millones de euros) de un bono que vencía el 4 de octubre. Las acciones de la firma china, una de las líderes en el sector inmobiliario de lujo, se desplomaron un 57% en bolsa después de que informaran a los reguladores chinos del impago. Por su parte, los bonos de Fantasía denominados en dólares perdieron casi la mitad de su valor de mercado tras una venta masiva.

Por otra parte, la empresa de administración de propiedades Country Garden Services Holdings Co. dijo que una unidad de Fantasia no pagó un préstamo de 700 millones de yuanes (108 millones de dólares), que también venció el lunes y que era probable que se produjera un incumplimiento.

Tan solo dos semanas antes, los directivos de la empresa habían afirmado que no habría ninguna demora en los pagos de sus deudas. Sin embargo, hoy la empresa solo atinó a emitir el siguiente mensaje a través de un comunicado: "La junta directiva de la empresa evaluará el impacto potencial en la posición financiera y la liquidez del grupo bajo esta circunstancia".

Por su parte, Sinic Holdings, anunció el 30 de septiembre que había defraudado una deuda de 38,7 millones de yuanes (unos 5,27 millones de euros) de interés. Ahora, el acreedor exige a la empresa el pago de 75,4 millones de dólares en capital pendiente e intereses acumulados.

Esto ha llevado a las calificadoras a degradar la calificación de la empresa debido a la incertidumbre sobre el pago de sus bonos de 246 millones de dólares, con vencimiento el 18 de octubre. S&P ha alegando que la empresa es propensa a defraudar sus deudas por su “liquidez limitada”.

La caída de estas empresas se da en el contexto de la crisis de Evergrande y la reciente suspensión de la cotización de sus acciones en la bolsa de Hong Kong. La agencia china Caixin News afirma que Hopson Development Holdings estaría negociación la compra de alrededor del 51% de las acciones de Evergrande Property, adquiriendo así el control de la empresa, por unos 40.000 millones de dólares hongkoneses (4.428 millones de euros). El 26 de setiembre, gigante chino anunció también la venta del 19,93% de las acciones del banco comercial Shengjing Bank a un conglomerado de propiedad estatal por 9.993 millones de yuanes (unos 1.322 millones de euros).

Sin embargo, la incertidumbre sobre si el Evergrande podrá honrar el pago de sus deudas, que ascienden a 257.490 millones de euros, sigue presente. Por su parte, Fitch afirma que “los eventos crediticios en Evergrande y otros desarrolladores inmobiliarios podrían afectar negativamente a los valores respaldados por hipotecas residenciales locales de China, en caso de que estén expuestos a préstamos para propiedades que aún no se han completado.”

Normas
Entra en El País para participar