Infraestructuras

ACS expande su negocio industrial en Oceanía antes del traspaso a Vinci

SICE entra en Nueva Zelanda con sus sistemas para túneles ferroviarios y crece en Australia con tecnología de control operativo en autopistas

Tramo en obras del túnel City Rail Link a la altura de la plaza Beresford, en Auckland (Nueva Zelanda).
Tramo en obras del túnel City Rail Link a la altura de la plaza Beresford, en Auckland (Nueva Zelanda).

El área Asia-Pacífico se ha convertido en objetivo para las filiales industriales de ACS más allá de la presencia del grupo a través de la local Cimic y antes del cierre de la venta de buena parte del negocio a la francesa Vinci. La subsidiaria de tecnología e integración de sistemas SICE se ha apuntado su primer contrato ferroviario en Nueva Zelanda después de firmar recientes adjudicaciones en Australia.

La española ha sido contratada por Link Alliance, consorcio en el que se encuentra inmersa Vinci Construction, para el suministro de los sistemas de control de la ventilación del túnel del proyecto City Rail Link, en Auckland. Para la empresa se trata de un trampolín para exportar su experiencia en infraestructuras ferroviarias hasta Oceanía después de haber equipado más de 400 estaciones en todo el mundo.

La española ha sido contratada para el suministro de los sistemas de control de la ventilación del túnel del proyecto City Rail Link, en Auckland

Citi Rail Link es la mayor apuesta de Nueva Zelanda por el ferrocarril, con un presupuesto de 4.400 millones de dólares neozelandeses (unos 2.600 millones de euros). El túnel bajo el centro de Auckland tendrá 3,45 kilómetros de longitud y hasta 42 metros de profundidad. Su misión será transformar el actual centro de transporte Britomart en una estación de doble sentido, duplicando su capacidad.

Además de la tecnología de ventilación, SICE instalará los armarios eléctricos que precisa el túnel y la red de comunicaciones. Con los equipos ya en funcionamiento, la firma de ACS aspira a quedarse dos años al frente del mantenimiento.

La presencia de SICE en Nueva Zelanda se limitaba hasta ahora a la instalación de sistemas de control de tráfico y comunicaciones en autopistas. Entre sus referencias se encuentran el equipamiento del túnel de Waterview, en Auckland, o la participación en la construcción de la autopista entre Puhoi y Warkworth.

En las últimas semanas SICE ha engrosado su cartera de obra con el suministro de soluciones para el control y gestión de operaciones en la primera fase de la autopista M6, en Nueva Gales del Sur (Australia), valorada en más de 2.500 millones de dólares australianos (1.570 millones de euros).

Para la firma de este último contrato ha resultado básica la experiencia sobre el terreno. Y es que la M6 conectará bajo tierra con la M8 a través del nudo WestConnex, en el que SICE también aporta su sistema de control y gestión de operaciones Sidera. Este último se encuentra en carreteras australianas como la M4, M5 y M8 o la Pacific Highway.

Ya en Europa, esta referencia del área de servicios industriales de ACS viene de colocarse en Noruega con el contrato para la implantación de los equipos electromecánicos y de seguridad en la autopista E6, entre Ranheim y Vaernes (23 kilómetros), donde están previstos tres túneles dobles que suman más de 14 kilómetros.

La meta es consolidarse como jugador esencial en materia de control y seguridad para túneles en los países nórdicos, donde trabaja desde hace tres años en Suecia y Dinamarca.

La adjudicación en la E6, uno de los contratos más relevantes para la filial de ACS en los últimos 25 años, incluye el diseño, suministro, pruebas, instalación y puesta en marcha de sistemas técnicos como es el de la red de control y comunicaciones, las radiocomunicaciones, la estación meteorológica, el sistema de suministro eléctrico, iluminación, ventilación o los sistemas de tráfico, entre otros. SICE trabajará en este proyecto en Noruega a lo largo de los próximos cuatro años.

Referencia tecnológica del grupo

Solera.La centenaria SICE se integró en Dragados en 1992 y 11 años después en ACS Servicios Industriales. Tiene 2.500 empleados y presencia en una treintena de países, siendo una de las referencias más internacionales de la división. Esta última crece en prometedores proyectos de eólica marina en Escocia, o en la integración de sistemas tecnológicos en Oceanía en puertas de pasar a manos del conglomerado francés Vinci. Tras ello, vendedor y comprador tendrán espacios de colaboración especialmente en el desarrollo de la cesta de activos renovables.

Referencias. SICE ha instalado sistemas tecnológicos en redes suburbanas como las de Madrid, Valencia y Sevilla, en el Metro de Santiago (Chile) y en el de Ciudad de México. También ha participado en el sistema de tránsito interno de la Universidad King Saud de Riad (Arabia Saudí). En la actualidad, trabaja en la línea roja del tren ligero de Jerusalén (Israel), en el corredor sur de Miami-Dade (EE UU), en el Eglinton Crosstown de Toronto (Canadá), las líneas L2 y L4 del Metro de Lima (Perú) y la ampliación de la línea 2 en Santiago (Chile).

Normas
Entra en El País para participar