Transporte

La huelga de maquinistas de Renfe causa un caos en Cataluña y cancela cientos de trenes

La operadora amuncia medidas contra los trabajadores que han incumplido los servicios mínimos

Un gran número de pasajeros intenta subir a un tren en la estación madrileña de Atocha en el primer día de huelga.
Un gran número de pasajeros intenta subir a un tren en la estación madrileña de Atocha en el primer día de huelga.

La huelga de maquinistas convocada por el sindicato Semaf ha provocado el caos durante toda la jornada en el servicio de Rodalies (Cercanías de Cataluña) por el incumplimiento de los servicios mínimos, que ha ocasionado la cancelación de más de 300 trenes, el cierre puntual de algunas estaciones, como la de Plaza Cataluña, y la interrupción de la circulación en Sants.

Desde primera hora de la mañana Renfe ha denunciado que los servicios mínimos decretados, que suponían la circulación del 85% de los trenes programados habitualmente en Rodalies, no se estaban cumpliendo porque algunos maquinistas no se han presentado a trabajar, pese a "disponer de la carta de servicios mínimos", lo que la empresa ha considerado un "acto deliberado".

Según Renfe, por la "irresponsabilidad de unos pocos maquinistas" miles de ciudadanos han sufrido durante todo el día de hoy problemas para desplazarse, ya que solo se ha podido dar el 46 % del servicio previsto. La compañía considera que estos hechos y sus consecuencias son "intolerables" y ha anunciado que estudia medidas contra los maquinistas que han decidido no presentarse a sus puestos de trabajo.

 La operadora pública ha informado de que, en concreto, se ha suspendido la circulación del 50% de los servicios en Rodalies de Cataluña (195 trenes que tendrían que haber circulado como servicios mínimos), el 57% de las Cercanías de Valencia (43 trenes de los servicios mínimos) y el 26% en las de Madrid (87 trenes de los servicios mínimos).

A todas estas suspensiones se unen las que sí estaban contempladas en la resolución de servicios mínimos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (suspensión del 25% de los trenes en hora punta), y de la Generalitat de Catalunya (suspensión del 15% de los trenes en hora punta).

Notificaciones sin entregar

Sin embargo, en declaraciones a Efe, el portavoz del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), Diego Martín, ha asegurado que todos los conductores que han recibido la notificación de que tenían que acudir a su puesto para cumplir con los servicios mínimos han trabajado y ha afirmado que hay muchas cartas que se han quedado sin entregar por el "caos" del servicio de recursos humanos de Renfe.

Hasta las 17:30 horas se han suprimido unos 300 trenes y se han producido retrasos generalizados en todas las líneas, lo que ha provocado aglomeraciones en los andenes que han hecho a Renfe optar por el cierre temporal de algunas estaciones, por el peligro que puede suponer esta situación, más aún teniendo en cuenta que estamos en pandemia.

Así, la estación de Plaza de Cataluña ha estado cerrada durante 20 minutos para evitar el exceso de aforo en los andenes, lo que también ha ocurrido en otras estaciones como la de Terrassa Est y Mollet-Sant Fost.

Además, la falta de maquinistas ha impedido el relevo en trenes programados en Sants, lo que ha provocado importantes afectaciones en el servicio y ha obligado a interrumpir la circulación en la estación durante 40 minutos.

Ocho jornadas de paro

Este jueves ha empezado la primera de las ocho jornadas de huelga que Semaf ha convocado para los días 30 de septiembre y 1, 4, 5, 7, 8, 11 y 12 de octubre.

Según el portavoz de Semaf, las principales reivindicaciones de la movilización son el restablecimiento de todas las circulaciones suprimidas por la pandemia y la adecuación de la plantilla a las mismas.

Además, el sindicato quiere que se garantice la integración de la prestación de servicio del grupo Renfe y que no se cambie el modelo sin contar con los representantes sindicales, ya que el traspaso de Rodalies a la Generalitat podría afectar a los trabajadores, sobre todo a los conductores que prestan los servicios en la comunidad, ya que "entre el 80 % y el 90 % de ellos son de fuera de Cataluña".

El secretario general del departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio, Ricard Font, ha exigido al Gobierno "el traspaso inmediato de los servicios de Rodalies y Regionales" a la Generalitat ante las incidencias registradas.

En declaraciones a los medios, Font ha dicho que el hecho de estar ante una huelga que, entre otras cosas, "tiene la motivación de impedir este traspaso" hace necesario exigir que la negociación se abra de la manera más rápida posible.

Según Font, el objetivo de este traspaso es que, de una vez por todas, Cataluña tenga unos servicios de Rodalies y Regionales "a la altura de las necesidades de sus ciudadanos", que los utilizan cada día para desplazarse y que se ven perjudicados por "el mal servicio que reciben del operador Renfe".

Además, ha reclamado a Renfe que ponga todos los medios a su alcance para garantizar el cumplimiento de los servicios mínimos decretados durante todas las jornadas de huelga convocadas por los maquinistas, porque la Generalitat será "exigente en la prestación de los servicios".

Normas
Entra en El País para participar