Inmobiliario

Azora mejora las expectativas de su nuevo fondo hotelero y podrá invertir 1.800 millones

El vehículo, que invertirá en Europa, capta 815 millones en su primer cierre, un 36% más de lo previsto originalmente debido a la fuerte demanda

Fernando Gumuzio y Concha Osácar.
Fernando Gumuzio y Concha Osácar.

Azora ha encontrado más respuesta de la esperada para su fondo europeo hotelero. La gestora inmobiliaria ha cerrado la ronda de financiación de este vehículo levantando 815 millones de euros, lo que le da capacidad para invertir en compras de activos por alrededor de 1.800 millones, al sumar deuda, según informó este miércoles la compañía.

El vehículo, llamado Azora European Hotel & Lodging, logra captar un 36% el objetivo original de compromisos de inversión, de 600 millones, y más que el máximo de 750 millones que la compañía comunicó tras el primer cierre, "debido a la fuerte demanda recibida por parte de inversores institucionales", según la empresa. La firma fundada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio apunta a que de esta forma ha dado cabida a un fondo de pensiones europeo, dos grandes compañías de seguros, una europea y otra estadounidense, y dos family offices europeos, a los que no identifica.

Este fondo es una nueva aventura de Osácar y Gumuzio en el sector turístico, tras crear Hispania, una socimi que llegó a ser el mayor propietario hotelero en España y que fue adquirida por Black­stone para integrarla en HIP.

El modelo de negocio consiste en que Azora compra el inmueble, por el que cobra un arrendamiento a la marca hotelera que opera el establecimiento. En sus escasos meses de vida, el vehículo ha comprometido 730 millones en cuatro transacciones. Estas incluyen dos hoteles en el Algarve de Portugal por 148 millones, a través de una transacción de venta y gestión de 20 años con Minor International (MINT); la adquisición del Arenas Resort Giverola en Costa Brava (España), antes de un proyecto de reposicionamiento de 40 millones; y el lujoso hotel Vilalara Thalassa Resort de cinco estrellas en el Algarve. Con estas adquisiciones, la cartera total del fondo cuenta con 4.600 habitaciones en activos turísticos, tanto de sol y playa como urbanos.

El fondo invierte en turismo europeo, segmento con tendencia de crecimiento a largo plazo y con un escenario de recuperación clara tras la pandemia, según Azora, y tiene como objetivo invertir tanto en los destinos tradicionales de playa y montaña, así como en las principales ciudades turísticas europeas.

“Este fondo es la continuación de una exitosa estrategia en el sector hotelero que comenzamos hace más de diez años", afirma Osácar en un comunicado. "A lo largo de la pandemia hemos mantenido nuestra fuerte convicción en el mercado europeo de hoteles y complejos turísticos de ocio", opina, y cree que la crisis del Covid-19 "ha creado y seguirá creando oportunidades adicionales".

Este es uno de las múltiples actividades y sociedades de Azora. La pandemia de Covid-19 pasó factura a la gestora inmobiliaria, que entró en pérdidas el pasado año debido a una menor cifra de negocio y al deterioro de sus activos. El grupo, con intereses en negocios hoteleros, de viviendas y de energía entre otros, perdió 15,3 millones de euros en 2020, frente a un beneficio de 64,2 millones el año anterior, según expone la empresa en sus cuentas presentadas en el Registro Mercantil.

Normas
Entra en El País para participar