El precio de la energía provoca la mayor caída del Ibex en cinco meses

El selectivo cae un 2,59% y se despide de los 8.800 puntos

Ibex pulsa en la foto

El alza de los precios de la energía revive las presiones inflacionistas. Los mensajes de tranquilidad lanzados por el BCE y la Reserva Federal asegurando que el repunte de la inflación es algo transitorio no fueron suficientes para devolver la calma a los mercados. Con los principales índices en zona de máximos cualquier temor es aprovechado para acelerar la corrección. Eso fue lo que sucedió en las Bolsas ambos lados del Atlántico. En una jornada en la que el Brent tocó máximos de tres años el Ibex 35 se despidió de las subidas y concluyó con una caída del 2,59%, el mayor recorte desde abril y el segundo más fuerte de 2021. En cuestión de horas el selectivo español pasó de superar la barrera psicológica de los 9.000 puntos a perder los 8.800.

El petróleo no pudo continuar con su escalada y el Brent, de referencia en Europa, ha bajado un 0,55%, hasta 79,09 dólares el barril, aunque ha llegado a estar por encima de 80 dólares, su nivel más alto en tres años, apoyado por los precio del gas, el aumento de la demanda y las dificultades de los suministros. Por su parte, los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) avanzan un 1% hasta los 76,25 dólares el barril, alcanzando su nivel más alto desde el 6 de julio y tras subir un 2% el día anterior.

Aunque la española fue la peor Bolsa europea, los descensos fueron generalizados, caídas que se vieron agravadas con los recortes de Wall Street. El Dax alemán se olvidó del escenario político que han dejado tras de sí los comicios y cedió un 2,09%. De poco sirvió a la Bolsas alemana que la confianza del consumidor se aproximara a niveles precrisis, las presiones inflacionistas y el alza de las rentabilidades de la deuda pudieron más. El Cac francés, bajó un 2,17%; el FTSE británico, un 0,5% y el Mib italiano, un 2,14%.

En Wall Street el escenario no fue mejor. Al aumento de los precios por el encarecimiento energético y los cuellos de botella en la cadena de suministro se suma la incapacidad de republicanos y demócratas de llegar a un acuerdo para evitar el cierre parcial de la Administración. Como ya señaló la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, si no se eleva el techo de deuda la institución que dirige se quedaría sin fondos para cumplir con sus obligaciones.

El Dow Jones cayó un 1,63% mientras el Nasdaq bajó un 2,83%. A falta de dos sesiones para que finalice septiembre el índice tecnológico va camino de firmar su peor mes en el año. Los descensos de las tecnológicas se han visto agravados en las últimas sesiones por el alza de los rendimientos ante los temores de que los bancos centrales retiren su apoyo a las economías para contener la subida de los precios. Como señalan desde Singular Bank las exigentes valoraciones de estas cotizadas respecto a su media histórica se encuentran presionadas por el repunte de los tipos de interés. En un entorno de subida de las tasas, los sectores de crecimiento pierden atractivo pues a los inversores no les compensa pagar la prima.

Siguiendo la tendencia que impera en EE UU, el tecnológico fue el sector con peor desempeño en Europa (-4,79%). Solo escapó a los recortes el energético (0,32%) aupado por los precios del crudo y el gas natural. Dentro de las empresas tecnológicas europeas destacaron los recortes de la empresa de semiconductores ASML (-7,2%), una de las principales apuestas de las firmas de análisis.

Una situación similar se vivió en el Ibex 35. Solo Repsol (0,53%), Naturgy (0,23%) y Aena (0,17%) concluyeron en positivo. Aunque un escenario de tipos al alza es favorable para el sector financiero, las dudas que existen sobreel impacto que tendrá en la economía el endurecimiento de la política monetaria, pudieron más. Santander bajó un 3,83%; CaixaBank, un 3,67%; Bankinter, un 2,55%; Sabadell, un 1,96% y BBVA, un 1,61%.No obstante, Fluidra fue el peor valor de la jornada con una caída del 8,58%, la mayor desde marzo de 2020 coincidiendo con el estallido de la crisis. Siemens Gamesa que perdió el apoyo de Citi (rebaja su recumendación a neutral) cayó un 3,4% y se aproxima a los mínimos del año registrados el pasado mes de julio.

Con los precios de la energía al alza y la Bolsa y la renta fija a la baja, el oro, activo refugio por excelencia no quedó al margen de las ventas. El metal amarillo concluyó con una caída del 0,76%, hasta los 1.736,9 dólares la onza.

El bono a dos años de EE UU, en máximos de 18 meses

Desde que los bancos centrales confirmaran que estudian su retirada los ascensos de las rentabilidades de la deuda y la consiguiente caída en precio de los bonos ha sido una constante. Pero el alza de los rendimientos se vio reforzada por las presiones inflacionistas. Las dudas que existen entorno a la flexibilidad de la Fed y el BCE con la inflación llevó al bono de EE UU a dos años a subir al 0,3%, niveles de marzo de 2020.

Los ascensos se replicaron en los plazos más largos aunque con menor intensidad. La deuda a cinco años concluye en el 1%, máximos de siete meses, la que vence en 2031 supera ya el 1,5%, a cierta distancia de los máximos anuales del 1,7% que marcó en marzo. Como si de un efecto dominó se tratara el bono alemán modera las tasas negativas (-0,19%) con el español en el subiendo al 0,44%.

Normas
Entra en El País para participar