Industria

Quiénes son los nuevos dueños de ITP y quiénes son los vendedores

Bain busca nuevos inversores españoles para sumarse al cosorcio

Quiénes son los nuevos dueños de ITP y quiénes son los vendedores

Tres serán los nuevos dueños, por el momento, de ITP. Se trata de un gigante del capital riesgo mundial, Bain Capital, una compañía industrial vasca, SAPA Placencia, y el banco de inversión JB Capital. También estará presente el fondo empresarial del Gobierno vasco. Los inversores buscarán además nuevos socios que se sumen al consorcio hasta junio de 2022.

 

  • Bain Capital. Es el fondo de capital riesgo que se ha alzado como ganador en la puja por ITP. Es de procedencia estadounidense y maneja activos valorados en 140.000 millones. En España ha sido dueño de Atento, el call center de Telefónica. Es también propietario de la inmobiliaria Habitat, así como varias carteras inmobiliarias.
  • SAPA Placencia. Este grupo industrial, en cuyo capital participa Jokin Aperribay, presidente de la Real Sociedad, opera en el sector de la defensa. Además tiene la sede en Andoain (Gipuzkoa), donde da trabajo a gran parte de sus vecinos. La inclusión de SAPA en el proyecto de ITP Aero encaja por esa relación con Defensa, donde la todavía filial de Rolls-Royce tiene un contrato de dos años con opción a otros dos para el mantenimiento de los motores de los aviones y helicópteros de la Armada.
  • JB Capital. Es un banco de inversión fundado por Javier Botín, hermano de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín. Entre sus anteriores inversiones estuvo la cadena de clínicas dentales Vitaldent, que se hizo con su control cuando estaba en concurso de acreedores.
  • Rolls-Royce. Es un holding británico, el segundo fabricante mundial de motores aeronáuticos, con intereses también en los sectores de la propulsión marina y la energía. En 2020 lanzó un plan de desinversiones para tratar de captar 2.000 millones de libras, del cual la punta de lanza ha sido ITP.
  • ITP Aero. Es el líder español en la fabricación de motores para la aviación, tanto comercial como militar. Hasta 2017 estaba en manos de Sener y de Rolls-Royce, momento en el que la multinacional británica adquirió las participaciones de la empresa vasca. Tiene su sede en Zamundio, cerca de Bilbao, y da trabajo a más de 4.000 empleados. Cerró 2020 con unos ingresos de 735 millones de euros y un ebit subyacente de 40 millones.

 

Normas
Entra en El País para participar